Un reconocimiento internacional para Buenos Aires por su atención del arbolado urbano

La Ciudad de Buenos Aires recibió el reconocimiento “Tree Cities of the World 2020”, patrocinado por Arbor Day Foundation y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Este se otorga a las ciudades que se comprometen con el cuidado y desarrollo del arbolado urbano.

El standard internacional exigido para el otorgamiento de este reconocimiento se basa en: contar con una ley que define cómo actuar para la protección y cuidado del arbolado; tener un área profesional dentro del gobierno responsable de la gestión del bosque urbano; contar con un inventario actualizado para establecer un plan eficaz a largo plazo para plantar y cuidar los árboles; tener un presupuesto específico para ejecutar las tareas de mantenimiento e incremento del arbolado, y contar con una celebración anual de los árboles para crear conciencia.

Hasta el momento 120 ciudades de 63 países han sido reconocidas junto a Buenos Aires que, con su postulación y aprobación, es la primera jurisdicción de la Argentina en ingresar a esta red.  En esta Ciudad, la Dirección General de Espacios Verdes y Arbolado junto a las 15 Comunas son las encargadas de aplicar el plan maestro de arbolado con un equipo de profesionales y técnicos provenientes de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires.

Se ha informado que, de acuerdo al último Censo finalizado en 2018, en veredas y plazas porteñas habitan unos 431.326 árboles. Hay 423 especies botánicas y más de 250 arbóreas; el fresno americano lidera el ranking de especies seguido por el plátano y el ficus benjamina. El balance respecto del anterior Censo realizado en 2010 dio como resultado que el arbolado de la Ciudad registró un crecimiento de 6.887 ejemplares y conservó en estado vital 424.439.

También en el último trimestre de 2020 la Ciudad completó un operativo de forestación nativa por el que se plantaron ejemplares que habían perdido protagonismo en la flora porteña y, en su mayoría, según dicho informe, “cuentan con flores que atraen insectos polinizadores y frutos y semillas que sirven de alimento a la variada fauna del ecosistema de la Ciudad”. Las plantaciones incluyeron un 45% de ejemplares de especies arbóreas, entre las que se destacan el tala y el espinillo. Se señala que el tala produce unos frutos muy dulces y pequeños parecidos a los duraznos, que son buscados por las aves, entre las cuales  el cardenal, la reina mora y el pepitero suelen armar sus nidos entre sus ramas.

FOTO: Buenos Aires fue distinguida por sus políticas de cuidado del arbolado urbano (Foto La Gaceta del Retiro).