El monumento al General San Martín está siendo enrejado

En varias notas recientes nos ocupábamos en esta publicación de la situación por la que atravesaba el monumento al General San Martín de la Plaza de su nombre, al ser vandalizado de una forma que escapa ya a todo comentario. En varias oportunidades le han robado partes metálicas, pero lo último que ocurrió fue la desaparición de uno de sus bajorrelieves, que aluden a las campañas sanmartinianas.

Se trabaja todavía en la colocación de una reja en torno al monumento.

Recordemos brevemente que el basamento de la estatua al Libertador y las esculturas que lo  adornan son obra del escultor alemán Gustavo Eberlein, y fueron realizadas en 1910. De más está decir la importancia histórica y artística de este monumento, el primero de carácter ecuestre de la Ciudad de Buenos Aires, erigido en homenaje a San Martín en el espacio en que el Libertador conformó e instruyó personalmente a su Regimiento de Granaderos.  Un espacio además que por esta razón es Lugar Histórico Nacional, en el que se homenajea a nuestro prócer habitualmente, incluso por parte de representantes extranjeros. Por todo eso nos resulta tan doloroso el espectáculo del vandalismo, llevado a cabo con la mayor impunidad. También porque lo ocurrido es un muestrario de un estado de cosas, de un deterioro social que tiene muchas aristas y que excede lo que podamos decir aquí.

Algunas voces se levantaron para denunciar todo esto. El caso es que recién ahora se está colocando una reja en torno al monumento. Digamos que es algo, si sirve para preservarlo, no sólo del robo de partes sino incluso de otras actitudes que van desde utilizarlo como plataforma de skate hasta para vaciadero de basuras.

Hoy el monumento está siendo enrejado. Al momento de la edición de esta publicación no se ha concluido todavía con esta tarea, se está trabajando, como muestra la fotografía. Veremos cómo sigue el tema. Esperamos que sea el principio de un cuidado mayor, y que esta protección  no sea también vulnerada fácilmente.  J del S.

FOTO de arriba:

  • Los continuos actos de vandalismo sobre el monumento a San Martín hicieron imprescindible colocarle una reja de protección.

(Fotos La Gaceta del Retiro)