Siguen las dudas sobre el destino posible de un edificio

El destino del edificio situado en Sargento Cabral 841,  a pasos de la Plaza San Martín, es motivo de preocupación para los vecinos de esa cuadra discreta y elegante del barrio de Retiro.  Recordemos que allí estuvo por unos cuantos años un centro de culto protestante, la llamada iglesia de Cristo Científico, grupo religioso fundado en Estados Unidos por una mujer, Mary Baker Eddy, a finales del siglo diecinueve. Algunos años después este culto llegó a la Argentina, instalando un primer templo. Posteriormente, en 1927, sus fieles compran un lote en la calle Sargento Cabral, donde los arquitectos Calvo, Jacobs y Giménez construyen el segundo de sus centros religiosos -precisamente el edificio que nos ocupa- que se inauguró en 1930. Se trata de una construcción de estilo neoclásico, con fachada de ladrillos, que por sus características en  2009 fue  catalogado con nivel de Protección Estructural, de acuerdo a la ley 3103. Allí se realizaban actividades de formación en este culto, lecturas bíblicas, y funcionaba una biblioteca especializada. Digamos que eran éstas actividades tranquilas, que no perturbaban el ritmo de esa calle de una sola cuadra de extensión, en la que hay varios edificios de departamentos.

Pero como siempre ocurre hubo cambios. Seguramente la actual escasez de adherentes al culto no justificaba tener ese centro allí, y la fluctuante situación económica tampoco. El caso es que en 2017 el edificio se vendió, y allí comenzó la preocupación de los vecinos. Primero se pensó que podrían tirar abajo la construcción, lo que se temió que fuera un atentado a un patrimonio urbano valioso. Pero no podía ser así, ya que había sido declarado bien patrimonial de la Ciudad, por lo que no puede tocarse su fachada ni su estructura básica. El temor entonces se centró en qué actividad iba a desarrollarse allí, que pudiera ser perjudicial para el sector en que se encuentra. Y en este punto es en el que todavía siguen las dudas.

Según lo que ha trascendido –porque desde esta publicación nos hemos ocupado con anterioridad de este tema sin alcanzar a precisarlo, ya que nadie daba mayores datos- sus actuales propietarios, que pertenecen a una empresa de turismo, señalan que pondrán allí un salón cultural. Y en relación a una futura actividad, es de destacar que se ha reemplazado la antigua inscripción que decía Second Church of Christ Scientist por otra que dice Mansión Funtime. Sin dudas esto solo, sumado al hermetismo que rodea a los trabajos que se realizan en el interior del edificio, avala la preocupación de los vecinos, que temen que con una nueva actividad allí se destruya la tranquilidad de la calle Sargento Cabral y su entorno.

FOTO: El ex templo de Cristo Científico, hoy en obra internamente y con destino no esclarecido totalmente (Foto La Gaceta del Retiro).