El Pasaje Seaver, una calle que la 9 de Julio se llevó

Por Josefina del Solar

El Pasaje fue demolido en 1975 para dar paso a la ampliación del trazado de la 9 de Julio.

Hemos dicho más de una vez al comentar antiguas fotos del barrio de Retiro, que Buenos Aires es una ciudad que ha cambiado mucho de fisonomía, sobre todo durante el siglo XX, de modo que hay edificios y lugares que han desaparecido, en muchos casos debido a  cambios urbanos más amplios que se fueron dando. Y sin dudas el trazado de la Avenida 9 de Julio ha sido un hecho que se llevó gran cantidad de edificios, y hasta plazas enteras, como ocurrió precisamente en este barrio.

Un ejemplo claro de lo que decimos es el del Pasaje Seaver, una calle corta que sucumbió precisamente ante la extensión de la Avenida 9 de Julio hacia el bajo. Era este pasaje en realidad una cortada de escasos 100 metros, que dividía en dos la manzana comprendida entre Cerrito, Posadas, Carlos Pellegrini y la Avenida del Libertador, con salidas hacia esta última y hacia Posadas. Actualmente en su lugar se encuentra el complejo comercial, gastronómico y cultural La Recova de Posadas.

Se ha dicho que el Pasaje rememoraba un rincón de París, quizás porque al fondo tenía una escalera que ascendía hacia una plaza, algo poco común en una ciudad como Buenos Aires, de trazado regular; o porque fue en alguna medida un rincón algo bohemio y diferente en medio de un sector residencial.

El nombre le fue impuesto en 1893 en recuerdo de Benjamin Franklin Seaver, un marino norteamericano que sirvió en la armada local bajo las órdenes del almirante Guillermo Brown. El Pasaje nació cuando aún la zona no había alcanzado su fisnomía de residencias o edificios importantes. En un principio estuvo poblado por caballerizas y carbonerías, hasta que la posterior urbanización del entorno motivó la construcción allí de casas de pocos pisos que perduraron hasta la demolición del Pasaje. En ellas vivieron o tuvieron su lugar artistas plásticos, fotógrafos, bailarinas, es decir personalidades de la bohemia porteña o del quehacer cultural. También la vida nocturna tuvo su refugio en algún conocido local. Conservó su fisonomía durante bastante tiempo, empedrado incluido, hasta que la extensión de la Avenida 9 de Julio hacia el bajo lo condenó a desaparecer. En 1975 comenzó la demolición, de modo que algunas pocas fotografías y las imágenes quizá algo desdibujadas en la memoria de algunas personas es lo que nos ha quedado del Pasaje Seaver.

Hemos seleccionado en esta oportunidad 2 fotos que tienen algunos años, una de comienzos de los años 70, y otra que nos muestra el Pasaje ya en demolición.

FOTO de arriba:

  • El Pasaje Seaver, en una foto de comienzos de los años ’70.