27 febrero, 2024
En Retiro

El Teatro Nacional Cervantes en un nuevo aniversario de su inauguración

En estos días de septiembre se cumple un nuevo aniversario de la inauguración del Teatro Nacional Cervantes, una verdadera joya de la Ciudad de Buenos Aires y en especial del barrio de Retiro.

Ubicado en la Avenida Córdoba y Libertad, es el único teatro nacional de la Argentina. Por su escenario han pasado las más importantes figuras de la escena del país. Se destaca además por su hermosa arquitectura.

Su fundación se debió a la iniciativa de la actriz española María Guerrero y su esposo Fernando Díaz de Mendoza. La compañía de teatro de María Guerrero trajo a fines del siglo XIX a Buenos Aires importantes obras teatrales, con mucho éxito. Eso los impulsó a crear un teatro propio, idea que contó incluso con el apoyo del Rey de España, que era por entonces Alfonso XIII.

El teatro se diseñó en estilo plateresco español, incluso con elementos traídos de la Península: azulejos de Valencia, butacas, muebles y herrajes de Sevilla, y muchos detalles más, además de que su fachada copia a la de la Universidad de Alcalá de Henares. Los arquitectos fueron Fernando Aranda Arias y Emilio Repetto. El Teatro se inauguró el 5 de septiembre de 1921 homenajeando con su nombre a Miguel de Cervantes; y la primera función fue la puesta en escena de La Dama Boba, de Lope de Vega.

Unos años después el matrimonio fundador no pudo seguir financiando los gastos derivados del funcionamiento del Teatro, y muy a su pesar debieron subastar el magnífico edificio. Fue entonces que el dramaturgo y director teatral Enrique García Velloso logró con sus gestiones que el Estado Nacional se hiciera cargo, y así el Cervantes se convirtió en Teatro Nacional de Comedia.

En 1961 sufrió un incendio que destruyó parte de sus instalaciones. Debió ser restaurado, y tuvo a raíz de esto algunas modificaciones. Además se construyó un edificio aledaño que se agregó al Teatro. Este se reabrió en 1968.

El Cervantes tiene tres salas, la principal de las cuales lleva el nombre de María Guerrero.

 

FOTO: El Teatro Cervantes por la época de su inauguración.