Del Retiro de ayer. La Plaza San Martín y su entorno

Por Josefina del Solar

Para quienes se interesan particularmente por la temática urbana, las fotografías panorámicas de una ciudad presentan en general un interés múltiple, ya que permiten por un lado apreciar edificios o espacios con sus características propias, pero insertados además en un contexto más amplio, lo que da pie para diversos análisis y comparaciones de gran utilidad en ese sentido.

Habitualmente en nuestra publicación presentamos antiguas imágenes de la zona de Retiro para referirnos a la historia y desenvolvimiento de un barrio de la Ciudad que posee un notable patrimonio edilicio. En este caso podemos ver una toma de las que realizaba el Ministerio de Obras Públicas sobre los edificios de la Ciudad; y de acuerdo al título que se le dio originalmente, se trató de registrar el Palacio San Martín, que había sido anteriormente Palacio Anchorena, es decir residencia de esa familia, pero que por entonces ya había sido adquirido por el Estado Nacional para sede de la Cancillería Argentina. Sin embargo es bastante evidente que la perspectiva de la cámara –la foto fue tomada desde el Edificio Kavanagh-  permite una vista mucho más amplia de lo que indica ese enunciado.

En primer lugar permite ver buena parte de la Plaza San Martin, la que en 1937, fecha en la que fue tomada la foto, mantenía aún su predio integrado, es decir no había sido dividida para comunicar la avenida Santa Fe con la bajada de Maipú, reforma que se realizó en 1950. Pese a la distancia alcanza a percibirse que el monumento al General San Martín estaba rodeado de unos cuidados jardines, pero también que había muchos más bancos que los actuales. La bajada de Maipú estaba dividida por una plazoleta dotada también de césped, como puede verse, e incluso se percibe en ese espacio una obra escultórica más bien pequeña, de la que al momento no tenemos datos ciertos.

Ninguno de los edificios de ese tramo de Maipú se ha conservado hasta hoy, comenzando por el magnífico Palacio Ortiz Basualdo, que estaba en la confluencia con Arenales y fue demolido en la década del ‘60.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, centro de interés por el cual fue tomada la foto por la dependencia pública, luce su perfil flanqueado respectivamente por el ya mencionado Palacio San Martín y la residencia de la familia Pereyra Iraola, de Esmeralda y Arenales. Hacia el otro costado de la foto se destaca por su altura la Torre Mihanovich, por sobre la estructura del Edificio Estrugamou. Parte de las instalaciones ferroviarias y hasta un borde del Río de la Plata están visibles gracias a la ubicación de la cámara, situada en el que era en esos años el edificio más alto de Buenos Aires. Lógicamente un análisis detallado nos permite aún reconocer otros edificios que nos resultan familiares y que todavía afortunadamente se mantienen en pie.

No podemos dejar de destacar la casi placidez de las calles que están a la vista, con muy escaso tránsito. La más poblada por automóviles es la avenida Santa Fe, que tenía por entonces doble mano. Y por otro lado la armonía que sugiere el conjunto edilicio que está a la vista, fundamentalmente por una cierta unidad de estilo, apenas matizada por la presencia de algunos edificios de departamentos, construidos de acuerdo a la tónica que se va a dar en esa década del ‘30 en Buenos Aires y particularmente en la zona.

FOTO: Vista panorámica de la plaza San Martín y parte de sus edificios aledaños. 1937. (Archivo CeDIAP).