La asistencia alimentaria desde el Gobierno porteño aumentó más de un 240% por la pandemia 

La situación actual, dominada por la pandemia del Covid 19, ha llevado a un crecimiento en el número de personas necesitadas de asistencia básica, en este caso alimentaria. Esto ha hecho que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires deba reforzar la entrega de alimentos a personas necesitadas. Según los datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat porteño, antes de la aparición del Covid proveía alimentos a 102 mil personas, mientras que hoy esa cifra ha crecido a más de 353 mil, lo que representa un aumento del 246%  desde el inicio de la cuarentena.

Antes de la pandemia, esas 102.000 personas recibían alimentos a través de 471 comedores comunitarios y 16 Centros de Primera Infancia. Esa demanda fue creciendo, de modo que según lo expresa María Migliore, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad:

 “Con las necesidades del nuevo contexto se reforzó la política de seguridad alimentaria y hoy el auxilio alcanza a más de 350 mil personas. Nuestro objetivo en este panorama complejo es que a nadie le falte un plato de comida”, afirmó.

Para esto, durante el primer mes de distanciamiento social obligatorio desde el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat se implementaron las primeras medidas: se aumentaron las raciones en los comedores, se triplicó la ayuda a los niños que asisten a los CPI llegando también a sus familias núcleo o cuidadores (de 12 mil a 36 mil personas); y se implementó un sistema de reparto de alimentos en nuevas bocas de entrega en puntos fijos de los barrios populares más poblados. Al cierre del segundo mes, se reforzaron más las raciones entregadas en los comedores, fundamentalmente los ubicados en las zonas de la Ciudad más vulnerables, y también se incrementó la cantidad alimentos entregados en nuevas bocas. Estas, siempre de acuerdo al informe, se encuentran ubicadas en 14 barrios y 56 puntos fijos en total. Además, dentro de estos aumentos se encuentran la asistencia inmediata a más de 4.900 hogares de contactos estrechos de covid-19 positivo y la demanda de adultos mayores que se instrumenta a través de la línea 147.