Quejas y pedido por la inseguridad

El tema de la inseguridad en el barrio es algo que siempre aparece en las reuniones de vecinos con funcionarios, y que de alguna manera ha quedado postergado por la preocupación por la pandemia y las medidas pertinentes como el distanciamiento social y la cuarentena obligatoria, que se han respetado en este sector de la Ciudad. Pero no desaparece en el ánimo de los vecinos, y es más, se nos ha manifestado como una preocupación creciente. En estos días se irá abriendo en forma gradual la actividad en la Ciudad, como informamos en otra nota, y por lo tanto se pondrá en evidencia nuevamente con fuerza este problema.

Al respecto existen quejas de muchos vecinos por la situación en la Plaza San Martín y su entorno. Personas que están allí y que molestan o asaltan a los transeúntes, son moneda corriente, lo que es un peligro evidente para la integridad de los vecinos, pero también en el aspecto sanitario, que en estos momentos es prioridad. Eso sin contar con el deterioro sistemático al monumento al Libertador desde lo patrimonial. Pensamos entonces qué posibilidades tendrá quien habita o transita por este barrio de Retiro de usar como es un derecho los espacios verdes,  la Plaza para los chicos, por ejemplo, que deberán retomar ahora sus actividades pero también sus momentos de expansión.

Existe una preocupación grande por todo esto, que sumado a las dificultades que se viven no es poco en el contexto de la vida en un barrio tradicional de la Ciudad, cuyos habitantes dicen tener temor de transitar su barrio, y en él uno de los dos lugares históricos de Buenos Aires, y además un espacio verde realmente especial.

Varios sectores de vecinos vienen manifestando su temor. Entre ellos se ha iniciado un pedido por la plataforma Change, en el que se así describe la situación: “Nos roban e intimidan a diario, ya no podemos cruzar la plaza sin miedo”.  Se pide allí a las autoridades que cerque la Plaza San Martín, incluyendo el sector denominado anexo, frente a la Cancillería. “Es nuestro derecho cívico recuperar el espacio público, para nuestra salud mental y psíquica”, se dice en el pedido.

Sabemos que no es un problema de sencilla solución para las autoridades, pero por ejemplo volver a una presencia policial constante, que tiene sin duda un efecto disuasivo, y atender en tanto la problemática de fondo,  pueden ser principios que devuelvan algo de tranquilidad a los vecinos de Retiro en estas horas.

FOTO: El sector de la Plaza frente a la Cancillería, mencionado en el pedido para que se cerque.