La extensión de la 9 de Julio en Retiro 

Por Josefina del Solar

El rescate y comentario de fotografías que hacemos en La Gaceta nos ayudan a reconstruir aspectos de la historia urbanística de Retiro, al visualizar cambios ocurridos en lugares específicos del barrio. Entendemos que esto es de interés para nuestros lectores, ya que nos pasa que suelen hacernos llegar fotos para comentar desde aquí.

La fotografía que traemos en esta oportunidad, y que puede datarse hacia 1970, es una muestra elocuente de los cambios a los que hacíamos mención, seguramente uno de los más importantes ocurridos en esta zona de la Ciudad. Nos referimos a la extensión de la avenida 9 de Julio desde Paraguay hacia el bajo.

Recordemos al respecto que el trazado de esta avenida se realizó en varias etapas. Se había decidido ya la apertura de una gran avenida desde poco después del Centenario de la Revolución de Mayo, en 1910; pero recién en los años ‘30 del siglo pasado, a partir de un proyecto del ingeniero Carlos Della Paolera, se concretó la realización del primer tramo, que iba desde Bartolomé Mitre a Viamonte, y no tenía el ancho que le conocemos. En la década siguiente se decidió extenderla y llevar su ancho a 140 metros. En 1951 por el norte su límite era la calle Paraguay, hasta que a comienzos de la década del’70 se la lleva hasta la Avenida Santa Fe.

Precisamente lo que muestra la foto de esta página es la demolición que se estaba realizando por esa época en  las manzanas situadas entre Paraguay y Santa Fe. La primera manzana aparece casi demolida aunque no en su totalidad ya que la foto está tomada desde lo alto, seguramente en un edificio que aún quedaba, y se puede ver también otro sin demoler en la esquina de Marcelo T. de Alvear y Cerrito.

Obviamente ninguno de los edificios que aparecen en primer plano sobrevivió a la demolición, que fue una de las mayores dificultades que se presentaban para la realización de esta gigantesca obra y que justificó además la demora de varias décadas en concluirla.

Se puede reconocer en la foto algún edificio todavía existente sobre la calle Carlos Pellegrini, y hacia el fondo el más elevado de la calle Posadas, o en el otro extremo la torre del Mihanovich, que luego sería el Sofitel.

Hoy, olvidadas la oposición y las dificultades que tuvo en su momento la apertura de la avenida 9 de Julio, es ésta un elemento esencial de la fisonomía de Buenos Aires, reconocida incluso como tal en el exterior.

FOTO: Una vista de las obras para la extensión de la avenida 9 de Julio hacia el bajo, tomada hacia 1970.