Un edificio que todavía puede admirarse en las Cinco Esquinas

Por Josefina del Solar

El de las Cinco Esquinas es un lugar distintivo en la Ciudad de Buenos Aires, y corresponde al barrio de Retiro. Está conformado por la confluencia de las calles Libertad, Juncal y la avenida Quintana. En realidad  la calle que fue determinante para que hubiera cinco esquinas en ese lugar fue la actual Quintana, la que en su origen, en la época colonial, escapó al trazado en damero de las otras dos mencionadas. Se fue delineando sin que se trazara deliberadamente sino en forma casi espontánea, como una senda que atravesaba las quintas que allí había para llegar a donde estaba el Convento de los Recoletos; es decir que servía para comunicar directamente ese lugar con el resto de la ciudad. Se la conocía por entonces como Calle Larga de la Recoleta. Con posterioridad se fueron dando los lógicos cambios en la zona: desaparecieron las quintas y la urbanización hizo que la Calle Larga se transformara en una arteria más. Se le dio el nombre actual en 1906, en homenaje a Manuel Quintana, quien falleció ese año siendo presidente de la República, aunque poco antes de fallecer había pedido licencia por enfermedad y lo había reemplazado su vicepresidente José Figueroa Alcorta.

Una de las cinco esquinas nos ocupa en esta oportunidad en la que, como muchas veces hacemos en esta publicación, rescatamos y comentamos antiguas fotografías del barrio de Retiro. En la fotografía que hemos elegido la vemos con una muy hermosa edificación, que afortunadamente todavía se conserva. Se trata de la esquina que forman Juncal y Quintana, y el edificio fue construido en la primera década del siglo pasado por el arquitecto italiano Luis A. Broggi para su propia residencia.

Broggi fue un destacado arquitecto que realizó muchas obras en la Ciudad de Buenos Aires, la mayoría de ellas ubicadas en Retiro y Recoleta. También la mayoría de sus obras ha sido demolida, lo que analizado en conjunto produce una pena indudable, por su estilo y calidad arquitectónica. Por suerte se han salvado la casa que vemos en la fotografía en esta página, y también otra obra suya muy conocida, que es el edificio de La Inmobiliaria, situado en la Avenida de Mayo cercano a la Plaza Congreso, aunque este último según parece, está necesitando algún cuidado.

A la que fuera residencia de Broggi en 1914 la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires  le concedió el Primer Premio del Concurso Municipal de Fachadas. El hermoso edificio, que fue construido con los mejores materiales, tiene su entrada por la calle Juncal. Tuvo además con el tiempo otros destinos, ya que su constructor/propietario no lo ocupó por mucho tiempo. Por lo que puede observarse en la foto actual, la mansión experimentó algunos cambios en su fachada. El pequeño jardín semicircular que apuntaba a la esquina, por ejemplo, fue ocupado por una construcción cuya terraza hace las veces de balcón a las tres ventanas del primer piso. En la actualidad ese espacio está ocupado por un café.

 FOTOS:

El edificio de Broggi en una foto tomada hacia mediados de la década del 20 del siglo pasado.

El mismo edificio en la actualidad (foto La Gaceta del Retiro).