Tratamiento de las várices en invierno

La temporada invernal que ya está cerca, lleva a  cubrir las piernas en razón del frío, pero eso no significa descuidarlas. Al mismo tiempo, ese período del año  puede ser adecuado para atender algunos problemas que preocupan en lo estético, pero que deben ser enfocados fundamentalmente como temas de salud. Tal es el caso de las várices y arañitas, y según algunos especialistas, el invierno es una buena época  para tratarlos.

En tal sentido, el doctor Miguel Angel Gramajo Booth, flebólogo e investigador argentino, miembro del American College of Phlebology, señala: “Esta es una  época propicia para tratar las várices, ya que al no estar expuestas al sol pueden recuperarse de mejor manera. En la actualidad existen varios tratamientos para combatir las várices, que además de no ser estéticas, también son alertas de algún problema de salud. Si  las cuidamos a tiempo podemos evitar incluso una cirugía”, agregó.

Los factores que influyen en la aparición de várices son: la herencia genética, la edad, el sedentarismo y  el sobrepeso, entre otros. En la Argentina, un 40% de la población tiene várices, y de no tratarse a tiempo pueden causar complicaciones.

Entre los tratamientos que menciona el citado profesional está la fleboterapia restaurativa, que  es un tratamiento que consiste en restaurar o curar la vena enferma o dilatada con la introducción indolora de un preparado natural que refuerza y tonifica la pared de la vena permitiendo que la sangre vuelva a fluir con normalidad.

En casos extremos, puede precisarse un procedimiento mínimamente invasivo con deambulación inmediata a fin de resolver la insuficiencia valvular, pero siempre conservando la vena.” agregó el profesional.

La recomendación es siempre consultar a un especialista, y de ese modo comenzar a cuidar de las várices, lo que va a ser bueno para la estética de las piernas, pero sobre todo para la salud.