22 febrero, 2024
En Retiro

Observar y conocer: la Fuente de Cancillería

El barrio de Retiro está lleno de detalles que delatan su historia. Y también, aunque no sean tan antiguos, hay lugares u objetos que muchas veces, al ser advertidos por el transeúnte despiertan alguna curiosidad por su origen.

Puede ser el caso de la pequeña fuente ubicada en un ángulo del sector de la Plaza San Martín frente a la Cancillería, en Esmeralda y Arenales, por lo que se la conoce como Fuente Entorno Cancillería.

Muchos vecinos de la zona quizá recuerden algo de su pequeña historia, porque no tiene tantos años. Esa esquina de la Plaza era adecuada para un elemento decorativo. Estuvo durante un tiempo una escultura de un felino que duró poco ya que fue dañada repetidamente. Así en 1999 y por gestiones del Círculo Amigos de la Plaza San Martín que presidía entonces la señora Esther Zuloaga, se decidió ubicar esta fuente, con dimensiones y estilo que se veían adecuados para el lugar.

Tampoco estuvo al margen de las depredaciones tan frecuentes en espacios públicos, ya que registramos en nuestros archivos que en 2001 debió ser restaurada. Tiempo después, en ocasión de algunas obras que se hicieron en la calle Arenales en torno al edificio del Palacio San Martín se sacó la fuente; y ante la demora en su reemplazamiento que parecía llevar a un olvido,  hubo descontento entre los vecinos que ya habían incorporado a la fuente como parte del paisaje de esa esquina. Se hicieron reclamos y gestiones al respecto, y el caso es que, después de la justificación de las demoras por razones de orden técnico, la fuente fue repuesta en mayo de 2009 en un acto al que concurrió el entonces jefe de Gobierno Mauricio Macri junto a otros funcionarios porteños, además de muchos vecinos, encantados por el acontecimiento.

En 2015 evidentemente ya lucía abandonada, por lo que fue nuevamente restaurada y puesta en valor junto a otras 28 fuentes de la Ciudad. En la oportunidad se cambió el mármol de su base y se pulió la figura de bronce del centro, además de otros aportes que se le hicieron que permitían iluminarla, y sobre todo que funcionara como una fuente verdaderamente, echando agua.

Hace apenas unos meses observamos que nuevamente había sido depredada, ya que le faltaban algunos elementos metálicos. En la actualidad, luce como la foto que acompañamos en esta página: ya no echa agua pero al menos está reparada en su integridad. 

FOTO: La Fuente Entorno Cancillería, como puede verse en la esquina de Esmeralda y Arenales (foto La Gaceta del Retiro).