Las iglesias pueden abrir sus puertas a los fieles con un protocolo especial

Dentro de la puesta en marcha gradual de las actividades en la Ciudad de Buenos Aires, el pasado miércoles 22 de julio se habilitó el ingreso de fieles a los templos, aunque con limitaciones. Esta habilitación permite el acceso en forma individual de hasta 10 personas, que deberán mantener distancia entre sí y tener tapabocas. Y a la vez las iglesias pueden grabar las celebraciones para transmitirlas por streaming,  pero el ingreso de personas no podrá ser simultáneo con la grabación o transmisión de las celebraciones. Además, las personas que asistan deberán hacerlo utilizando tapaboca y tomando las medidas sanitarias correspondientes. También en la entrada de cada templo deberá haber una persona que controle el cumplimiento de estas medidas,  además de que no podrán ingresar personas que realicen tareas, ni voluntarios, como tampoco personas que pertenezcan a grupos de riesgo.

FOTO: La asistencia presencial a las iglesias debe hacerse siguiendo un protocolo especial.