Los que escribieron la historia de Mayo de 1810     

Por Josefina del Solar

La Revolución de Mayo de 1810 de la que surgió el primer gobierno elegido localmente, y que dio origen a la posterior independencia política de este territorio que era por entonces parte del imperio español, es uno de los procesos más interesantes y definitorios de la historia argentina. Y como tal ha sido abordado en sus varios aspectos por diferentes autores, dando lugar a una extensa y rica bibliografía.

Creemos que esto es siempre importante para conocer, pero sobre todo en una época en la que los fundamentos de nuestra identidad como país, en lo cual la Historia tiene un papel relevante, no parecen ser motivo de particular interés.

De todos modos cada tanto hay nuevas publicaciones referidas a este tema. Se dio por ejemplo para el Bicentenario. Claro que en algunos casos, con fines de promoción seguramente, se ha subrayado que lo que se publicaba se trataba poco más o menos que de verdades nunca reveladas sobre los hechos de Mayo. Y más allá de las intenciones editoriales, centradas en el deseo y la necesidad de vender el material del que se trate, nos parece que es bastante frecuente que cada uno que arrime algo al fogón de los hechos ocurridos en el pasado, quiera alardear de que se trata de algo nunca escuchado antes. Y como quienes nos ocupamos en forma profesional de lo histórico conocemos el valor y la importancia de lo realizado en ese campo en el país desde hace muchos años, es que queremos en esta nota hacer referencia a algunos de los trabajos de verdaderos historiadores que la Argentina ha dado, y que más allá de la diversidad de enfoques han sentado la base de lo que hoy conocemos sobre la Revolución de Mayo y sus protagonistas.

Claro que en este caso se trata simplemente de una referencia a autores y textos que consideramos fundamentales, sin pretender por eso agotar el tema. Pero creemos que es el mínimo homenaje que podemos hacer a quienes han trabajado arduamente y manejado documentos de primera mano, como verdaderos historiadores, y han sentado las bases para el conocimiento, el análisis e incluso el debate sobre posibles enfoques de este tema tan rico.

Comenzamos entonces con una referencia insoslayable: La Revolución de Mayo y sus antecedentes desde las Invasiones inglesas, un libro de Enrique Corbellini. En dos tomos de algo más de 400 páginas cada uno, el autor analiza respectivamente los antecedentes y la Revolución, con gran seriedad y manejo documental. Fue editado en 1950 y no es fácil encontrarlo ya que no hubo reedición, pero a veces se lo puede hallar en alguna librería especializada en temas del pasado argentino.

Otro autor que ha hecho aportes valiosos para esta bibliografía ha sido Roberto Marfany. Obras como El Pronunciamiento de Mayo, en la que analiza lo referido a la voluntad popular y  la presencia militar en la decisión política; Episodios de la Revolución de Mayo, en el que trata aspectos como la conformación de la Primera Junta;  o El Cabildo de Mayo, destinado en parte a analizar la población de Buenos Aires para la época de la Revolución, todos editados entre fines de los ’50 y mediados de los ‘60 del siglo pasado, son algunas a mencionar, destacando también el tratamiento profundo que este autor hace de cada faceta del tema.

No olvidaremos en esta breve reseña a Carlos A. Pueyrredón y su 1810. La Revolución de Mayo según amplia documentación de la época, editado en 1953, en el que, como indica su título, el historiador consigna y analiza gran cantidad de documentos referidos a los hechos, algunos de los cuales salían a la luz por primera vez a partir de esta investigación.

Otro autor a señalar es Enrique Ruiz Guiñazú, miembro de la Academia Nacional de la Historia y diplomático, que aportó obras muy importantes como Lord Strangford y la Revolución de Mayo, Epifanía de la Libertad. Documentos secretos de la Revolución de Mayo, o El Presidente Saavedra y el pueblo soberano de 1810,  además de numerosos artículos que implicaron una tarea de investigación y son trabajos que es necesario conocer a la hora de acercarse a esta temática tan profusa y compleja, como ya señalamos. Los libros de Ruiz Guiñazú fueron editados también entre los años ‘50 y ‘60. Sobre todo 1960 por el Sesquicentenario, fue un año en el que se buscó editar este tipo de trabajos, realizados eso sí con gran seriedad de investigación y alejados del marketing editorial.

Hemos mencionado a la Academia Nacional de la Historia. Obviamente es imprescindible para esta temática el volumen editado por la entidad, correspondiente a la Revolución de Mayo, que tiene trabajos de  autores como Ricardo Levene o Juan Canter.

Y así, a medida que vamos apuntando nombres surgen otros: Enrique de Gandía y su obra Historia del 25 de Mayo. Nacimiento de la Libertad y de la Independencia argentinas; Juan Beverina con La Semana de Mayo; Enrique Williams Alzaga y varios de sus trabajos, entre ellos Martín de Alzaga y el 25 de Mayo de 1810; Jorge M. Ramallo con Los grupos políticos en la Revolución de Mayo; o Diego Luis Molinari y su libro La Representación de los Hacendados. Su ninguna influencia en la vida económica del país y en los sucesos de mayo de 1810, están entre los principales.

Digamos que es difícil para el investigador actual realizar trabajos con ese nivel de manejo de información documental como lo han hecho los autores mencionados. De todos modos suelen surgir nuevas investigaciones que aportan elementos de interés. En ese sentido señalamos un libro aparecido en las vísperas del Bicentenario que toma un costado diferente en el tema que nos ocupa. Nos referimos a Historias gauchescas en las Fiestas mayas Rioplatenses, de Olga Fernández Latour de Botas, editado por la Academia Nacional de la Historia, un trabajo original y en el que confluyen las vertientes histórica y literaria en el tratamiento del aporte de la poesía gauchesca como reflejo de las celebraciones de Mayo.

No pretendemos agotar el tema encarado, como ya señalamos. Simplemente quisimos apuntar algunos datos y aportar nombres y títulos que nos indican, más allá de diferencias de enfoques u otras objeciones posibles, la vasta tarea que han realizado importantes historiadores argentinos para hacer conocer y analizar en profundidad los hechos de Mayo de 1810.