Estar bien después de los 60

 

En los últimos años se produjo un aumento notorio de la expectativa de vida, que trajo aparejada la necesidad en las personas mayores de 55 años de plantearse un nuevo proyecto de vida de ahí en adelante. La cuestión radica en elegir vivir esta etapa como si se tratara sólo de pérdidas y  limitaciones, o resignificarla como un momento de nuevas oportunidades.

En este sentido, la clave es trabajar en generar hábitos saludables para tener la mejor calidad de vida posible durante los próximos años. “Está demostrado que estas acciones preventivas, que no se realizan exclusivamente desde el plano médico, tienen más influencia que la propia predisposición genética”, afirma la licenciada Belén Failla, coordinadora del Programa Bienestar y Calidad de Vida para una longevidad próspera y saludable, del Instituto de Neurología Cognitiva- INECO, junto con la licenciada Fernanda Giralt Font, directora de INECO Bienestar.

Algunas de las recomendaciones de la especialista incluyen equilibrar la alimentación; realizar actividad física: “no es necesario un gran esfuerzo” –dice- “las caminatas diarias de 30 minutos son muy positivas”; y la actividad social, que funciona como un escudo protector. “Mantenernos activos en todo sentido es lo que hace la diferencia, es decir, pensarnos como seres biopsicosociales”, sugiere. “Realmente es muy desafiante estar con otro cerebro enfrente,  produce bienestar y disminuye los efectos del estrés, además de que el encuentro nos genera una rutina”, dice la licenciada.

Otro punto a trabajar es el sentimiento de utilidad, ocuparse de cosas de interés para uno mismo. “No pensar en un tiempo libre por llenar, sino en aprovechar para hacer lo que antes no se podía por otras obligaciones y responsabilidades”. Además, “es el momento ideal para descubrir nuevos intereses que no sabíamos que teníamos e ir por ellos. Algunas personas se vuelcan a las actividades de voluntariado, por ejemplo”, incentiva la terapista ocupacional de INECO.

Por último, aconseja implementar el entrenamiento cognitivo de acuerdo a la experiencia y gustos de cada persona. “La propuesta es aprender algo nuevo, que implique un desafío y un esfuerzo. Por ejemplo, incursionar en un nuevo idioma o realizar cursos de tecnología para manejar celulares y tablets son las opciones más elegidas”, finaliza Failla.

Acerca del Programa

Está destinado a personas próximas a jubilarse o mayores de 60 años que por diferentes motivos estén buscando renovar su proyecto y calidad de vida.

Promueve la incorporación de estrategias para mantener una rutina activa y equilibrada para transitar exitosamente esta etapa de la vida. Ofrece la inclusión de propuestas no laborales en la vida de la persona que le permitan afrontar y disfrutar este nuevo ciclo con bienestar, salud y felicidad, en la compañía de otras personas que están atravesando la misma situación o que la han atravesado recientemente y siguen buscando la manera de vivir mejor.

Consta de 8 encuentros en el horario de 17 a 19 horas y comienza el 9 de abril. La actividad es arancelada, los cupos son limitados y requiere entrevista de admisión previa.

Coordinan las licenciadas ya mencionadas: María Fernanda Giralt Font y Belén Failla

Más información: bienestar@ineco.org.ar | Tel: 4812-0010