21 abril, 2024
En Buenos Aires

El Abasto: nueva ruta de murales

600 metros lineales en la obra de arte de piso más grande de Buenos Aires, 1500 m2 de murales creados por un colectivo de talentosas mujeres artistas, más de 2000 litros de pintura Alba para lograr una intervención inédita junto a Abasto Barrio Cultural y al Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, homenajean al filete porteño, patrimonio inmaterial de la humanidad por UNESCO.

El arte urbano brilla en el Abasto, un barrio de la ciudad de Buenos Aires con una rica vida cultural. El corredor Agüero, aquel que conectó el Mercado de Frutas y Verduras (actual Shopping) con la estación de tren, hoy es una galería de arte de piso a cielo.

 600 metros lineales de la calle Agüero lucen un extenso homenaje al filete porteño, que combina las ilustraciones de Camila Calderón y la curaduría de Silvia Dotta, referente nacional de la técnica pictórica declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO. Y mientras el filete luce a cada paso, las paredes actúan como lienzos que reciben 5 murales de 1500 m2 y una obra lumínica de 60 m2. Una verdadera celebración de color se vive en esta iniciativa de Abasto Barrio Cultural (programa del Ministerio de Cultura de la Ciudad), realizada con colaboración vecinal y junto a Alba Pinturas del grupo AkzoNobel.

 

Mural de piso

Sobre la calle Agüero, desde Perón hasta Lavalle, una nueva obra lúdica diseñada por un equipo de ilustradoras inspiradas en el imaginario del Abasto, es plasmada en el pavimento de la calzada y la vereda. La intervención llena de color el corredor que articula los sectores norte y sur del barrio, que además conecta dos grandes polos sociales: el Abasto Shopping y el Parque de la Estación. La artista Silvia Dotta, realizó y curó los filetes que unifican la propuesta.

Se ha buscado fortalecer la integración social barrial con la cultura como protagonista.

1×1 los murales que completan la galería de piso a cielo.

Caro Diatomea, su obra vive en Agüero, entre Perón y Sarmiento y está inspirada en la naturaleza del barrio.

 

Silvia Dotta, socia fundadora de la Asoc. de Fileteadores y la referente del arte urbano y Mabel Vicentef, llevaron adelante un mural en la pared del supermercado COTO en Guardia Vieja y Agüero en homenaje a una mujer ícono del barrio: Juana.

 

Isol Misenta trabajó en el diseño de fachada de la Escuela N° 6 Gral. Martín Rodríguez (Anchorena entre Valentín Gómez y Av. Corrientes). Para bocetar este mural, la artista desarrolló talleres participativos con estudiantes de 4° grado de la Escuela N° 6 Gral. Martín Rodríguez.

 

María Luque diseñó el mural que está emplazado en la fachada del supermercado Vital, en la esquina que cruza las calles Sarmiento y Agüero. La artista realizó talleres participativos con adultos mayores en el espacio cultural Almabasto, y entrevistas en los bares notables de la zona -El Símbolo y Bar Roma- con personajes representativos del pasado cultural del barrio.

 

Caro Diatomea y Caro Cuore trabajaron en la obra ubicada en Cotax (Agüero entre Sarmiento y Valentín Gómez). Se realizó un taller participativo con los asociados a la Cooperativa de Autos con Taxímetro (Cotax) para diseñar el mural.

 

Delia Cancela diseñó el mural ubicado sobre una de las paredes del supermercado Vital, en la calle Agüero, entre Sarmiento y Juan D. Perón. Para diseñarlo, la artista conversó con el equipo de Patrimonio BA y a raíz de los intercambios, definió reeditar una de sus obras clásicas. Tanto los murales de Cancela, como el de Misenta y Luque fueron realizados por las artistas Carolina Jáuregui y Suyay Brillaud.

 

AkzoNobel, a través de su marca Alba y en el marco de su programa mundial “Vení al Color” acompaña esta propuesta. Fernando Domingues, director general de Pinturas Decorativas de AkzoNobel para Cono Sur destacó “Desde AkzoNobel, en el marco de nuestro programa global Vení al Color, queremos potenciar estas iniciativas que contribuyen con la historia de un barrio con un pasado, presente y futuro. Dar vida con los colores de Alba al mural de piso más grande de la Ciudad, que a su vez es un homenaje al filete porteño como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, nos demuestra el poder transformador de la pintura en el espíritu y la identidad de las personas”.

 

Por su parte, el ministro de Cultura de la Ciudad, Enrique Avogadro, detallo “El Abasto tiene una identidad muy marcada que lo hace un lugar de referencia. Es reconocido por su vasta y rica oferta cultural. Por eso, continuamos trabajando para potenciar este polo del arte y la cultura a partir de un vínculo continuo con los referentes de la zona, a quienes les facilitamos herramientas para que puedan llevar adelante sus propuestas. También, avanzamos con proyectos para mejorar el espacio público y conectar la oferta cultural de Abasto, entendiendo a la cultura como motor de desarrollo y de integración”.

 

Sobre el Programa Vení al Color

El espíritu de la iniciativa de AkzoNobel Vení al color (Let’s Colour a nivel mundial) implica llevar el color a la vida de las personas a través de la marca de pinturas Alba en Argentina. Sus proyectos buscan transformar comunidades y contar historias de color sorprendentes, con historias que demuestren sus posibilidades y cómo el color puede impactar positivamente en la vida cotidiana. La pasión por la pintura les permite brindar oportunidades de transformación a las personas para aprender, crecer y prosperar.

Vení al color es parte del propósito que se centra en “Personas. Planeta. Pintura”. Es, además, una demostración del valor por las personas, del cuidado del planeta y del poder de la pintura, con el foco puesto en la contribución positiva que hacen a la sociedad con sus productos, brindando soluciones sustentables e innovadoras a partir del desarrollo constante de nuevas tecnologías de vanguardia.

Han pasado más de diez años (2009) desde que lanzaron la iniciativa global Vení al color, que inició para mostrar cómo el poder de la pintura puede transformar la vida de las personas y empoderar a los más vulnerables mediante el desarrollo de sus propias perspectivas de empleo. Desde entonces, ha tocado a personas y comunidades de todo el mundo.

 

Sobre Abasto Barrio Cultural

Es un programa del Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires que busca potenciar el trabajo de los espacios culturales independientes del barrio. A partir del enfoque del trabajo colaborativo y de un vínculo continuo con los actores culturales, el programa se centra en la puesta en valor, reflexión y construcción compartida de los rasgos identitarios del barrio. Es una iniciativa que entiende a la cultura y a la acción comunitaria como ejes articuladores para la transformación. Así, las mejoras en el espacio público buscan fortalecer la integración social barrial, con la cultura como protagonista y motor del desarrollo. Abasto Barrio Cultural fue distinguida por Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) con el premio internacional CGLU-Ciudad de México-Cultura 21 en la categoría Ciudad/Gobierno Local o Regional. El reconocimiento se entregó en el marco de la Conferencia Mundial de la UNESCO sobre Políticas Culturales y Desarrollo Sostenible-MONDIACULT 2022, que se desarrolló en la ciudad de México. Se trata de una iniciativa que distingue a las ciudades que se hayan destacado en el impulso de derechos culturales durante la pandemia y en el proceso posterior de recuperación.

 

Foto de Arriba: En el Abasto, las paredes lucen como lienzos.