24 febrero, 2024
Cultura

Día Nacional del Tango: homenaje a dos grandes del género

 

Por Josefina del Solar

 

El 11 de diciembre se celebra el Día Nacional del Tango. Este se instituyó en atención a que en esa fecha, aunque en años diferentes, nacieron dos figuras esenciales del género: Carlos Gardel en 1890, y Julio De Caro en 1899.

El responsable e impulsor de la idea de establecer este Día, fue hace ya unos años el autor, compositor y promotor artístico Ben Molar. Según ha contado él mismo, el 11 de diciembre de 1965 se aprestaba a asistir en casa de Julio De Caro al festejo por el cumpleaños del músico, cuando recordó que también ese día sería el cumpleaños de Gardel, lo que le sugirió la idea de que ese debería ser el Día del Tango. Presentó el proyecto a las autoridades de Cultura de entonces, y tras algunas dilaciones años después, en 1977, se estableció oficialmente esta celebración, tanto a nivel municipal como nacional.

Julio De Caro con su violín corneta.

Sin duda, la figura de Carlos Gardel es muy conocida por el público, y es de una vigencia permanente. Iniciador y referente máximo del tango canción, se ha escrito y se sigue escribiendo mucho sobre él, aunque -dicho sea al pasar- pocos trabajos sobre el cantor de Buenos Aires han sido encarados con tanta seriedad y solvencia como la biografía de la que es autor el historiador inglés Simon Collier, que recomendamos ampliamente.

Creemos interesante entonces recordar algo aquí sobre el gran músico que fue Julio De Caro. Violinista, director de orquesta y compositor, marcó una época y un estilo en el género. Era hijo de un matrimonio de italianos –su madre cantante, su padre músico- de modo que se crió en un hogar en el que la música estuvo presente siempre. Tuvo también como referente inmediato a su hermano Francisco, con quien compartió tramos importantes de su carrera. Tuvieron los hermanos De Caro formación de conservatorio, por lo que su padre se opuso a que se dedicaran al tango. Sin embargo desde muy joven Julio comenzó a tocar en orquestas con Eduardo Arolas, con Juan Carlos Cobián, entre otros. Más adelante va a formar su propia orquesta, con la que realizó giras por Europa. Con esta formación puede decirse que innovó en materia de orquestación y de estilo, influyendo muchísimo en el desarrollo posterior de la orquesta de tango, e impuso el género en el gusto de otros sectores. Se destacó por el uso del violín corneta, que daba un sonido especial. Fue admirado además por otros músicos, como es el caso de Astor Piazzolla, quien compuso en su homenaje el tango Decarísimo.

De Caro fue autor de tangos memorables. Por mencionar solo algunos de ellos: Boedo, Tierra querida, Guardia Vieja, Mala junta, El monito, La rayuela, Todo corazón, Copacabana.

En 1954 se retiró de la actividad artística, casi simultáneamente con su hermano Francisco. Años después, cuando se instituyó el Día Nacional del Tango, se hizo un gran acto en el Luna Park que fue un homenaje a su figura, y fue su última aparición en un escenario. Falleció en 1980.

De Caro estuvo casado con Cora Ambrosetti, hija del gran científico Juan Bautista Ambrosetti. Y como dato adicional, recordamos también que fue vecino de nuestro barrio de Retiro.

 

Foto de Arriba: Carlos Gardel.