27 febrero, 2024
Cultura

El Chamamé fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad

La Organización de las Naciones unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el pasado miércoles 16 de diciembre declaró al Chamamé Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El Chamamé es una expresión musical que también se baila, y tiene su epicentro en la provincia de Corrientes, aunque su difusión alcanza a otras provincias del litoral argentino. Se originó en la antigua polca correntina, y ha tenido sus grandes cultores y creadores en músicos como Tránsito Cocomarola, Isaco Abitbol, Tarragó Ros y Ernesto Montiel, a quienes han seguido generacionalmente muchos otros músicos y cantores de gran valía como Raúl Barboza, Rosendo y Ofelia, las Hermanas Vera, el Chango Spasiuk, y también la recientemente fallecida Ramona Galarza, por señalar algunos de los principales.

En cuanto a la declaración de la Unesco, la entidad tiene en cuenta para esto las creaciones basadas en la tradición de una comunidad cultural, referidas a lengua, música, danza, juegos, artesanías, rituales, conocimientos, que son considerados patrimonio inmaterial. La declaración tiende a identificar, preservar, promover y revitalizar esos elementos del patrimonio. Por lo tanto es un elemento muy importante para una música popular de nuestro país, que quizá ha sido ignorada en su valor durante mucho tiempo, y que si bien goza de una gran vitalidad, ahora tiene un especial motivo para ser analizada y recreada, por músicos y estudiosos.

En el caso argentino, el Chamamé viene a sumarse a otros dos elementos considerados de esta forma por la UNESCO: el Tango y el Filete Porteño.

La declaración fue recibida con gran alegría y seguida en directo con conexión desde París en el Teatro Vera de Corrientes. Con posterioridad fue festejada con diversas celebraciones en la capital correntina, con repercusiones en todo el país. En el Obelisco de Buenos Aires, por ejemplo, se proyectó esa misma noche un cartel que deba cuenta del status del Chamamé como Patrimonio de la Humanidad.

FOTO: El Obelisco en Buenos Aires se hizo eco de la declaración del Chamamé como Patrimonio de la Humanidad.