24 febrero, 2024
Cultura

Argentores, o la importancia de la protección de los derechos de autor

El 17 de diciembre se cumplieron 89 años de la creación de la Sociedad General de Autores de la Argentina (ARGENTORES). Constituida en 1934, la entidad es una asociación civil de gestión colectiva de derechos de autor, con carácter mutual y profesional, integrada por autores argentinos de teatro (dramaturgos, coreógrafos, músicos), guionistas de cine, radio, televisión y de todas las plataformas audiovisuales. Su sede -inaugurada en 1956- se encuentra en la Ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Recoleta, más precisamente en la calle Pacheco de Melo 1820. Su antecedente fue la Sociedad Argentina de Autores Dramáticos, conformada el 11 de septiembre de 1910.

La lucha por los derechos de autor en nuestro país se remonta a la Constitución de la Nación Argentina de 1853, que en el artículo 17 establecía que “todo autor o inventor es propietario exclusivo de su obra, invento o descubrimiento, por el término que le acuerde la ley”. En 1910 se promulgó la Ley 7092, la primera ley que reconocía los derechos intelectuales en Argentina. Este cuerpo normativo fijaba el límite del derecho de los titulares hasta diez años posteriores a la muerte del autor y no contemplaba sanciones penales para los casos de infracción, aspecto que tampoco fue incorporado en la Ley 9510 de 1914. Finalmente, la Ley 11.723 “sobre régimen legal de la propiedad intelectual” fue promulgada por el Poder Ejecutivo Nacional el 28 de septiembre de 1933. Para la concreción de esta norma cumplió un rol central la Comisión Parlamentaria Especial integrada por miembros de ambas cámaras, creada a tal fin. Los miembros de esta Comisión eran los senadores Matías Sánchez Sorondo y Mario Bravo, y los diputados Roberto Noble, Ramón Godofredo Loyarte y Silvio Ruggieri. Cuarenta años después llegaría la Ley 20.115 que reconoce las facultades y establece los alcances del accionar de ARGENTORES.

El fin principal de ARGENTORES es la administración de los derechos de todos los autores del rubro del espectáculo. La entidad persigue el enaltecimiento de la producción del autor, su dignificación y representación profesional. Asimismo, lleva a cabo la recopilación y la publicación de sus obras, y ejerce la protección legal y tutela jurídica de sus derechos. Un dato importante es que la institución también se encarga de que los nombres del autor o de los autores figuren en todas las obras y en la publicidad y promoción cuando las mismas sean editadas, representadas en teatro, exhibidas en cine, emitidas por radio, televisión, cable, internet y cualquier otro medio técnico de exposición que pueda crearse en el futuro. Otra función que cumple es arbitrar todos los medios a su alcance para la creación de nuevas fuentes de trabajo para el autor.

ARGENTORES es la única entidad del país facultada por la Ley 20.115, sancionada el 23 de enero de 1973, para percibir el derecho emergente de las obras utilizadas en todos los teatros, salas cinematográficas, emisoras radiales y canales de televisión (abierta y por cable) de Argentina; de las letras (novelas, episodios, argumentos, sketches, radioteatros) emitidos por los mismos medios de difusión; de la música orgánica de las óperas u operetas llevadas a escena o transmitidas en cines, emisoras y televisoras. A su vez, representa, por convenios recíprocos con entidades similares del exterior y por contratos con agentes, representantes y apoderados, a la totalidad de los autores del mundo. Además, representa a los herederos y derechohabientes de los autores.

La entidad está facultada para conceder o negar el uso de las obras de sus socios en teatro, cine, radio y televisión, en el país y en el exterior; establecer las condiciones de esa utilización; fijar los aranceles correspondientes al derecho de autor y recaudar las sumas que devenguen las obras utilizadas. ARGENTORES representa, recauda y liquida los derechos de todos los autores argentinos, aun de aquellos que no estén asociados a la entidad. Brinda asesoramiento en registros, autorizaciones y/o derechos de autoría, información de concursos y servicio en línea de consulta de saldos.

ARGENTORES tiene, por otra parte, un perfil cultural muy rico e interesante. Su tarea de gestión se extiende a la organización de seminarios, conferencias, clases magistrales, muestras, cursos, talleres de formación, reuniones temáticas y ciclos de debate. Dispone, además, de la biblioteca teatral más importante de Latinoamérica, que se denomina “José de Maturana” en homenaje a este dramaturgo.

Cuando abrió sus puertas, en 1919, la biblioteca era exclusivamente teatral pero ahora contiene guiones de cine, radio, televisión, partituras musicales y registros de coreografía. Cuenta con diccionarios, enciclopedias especializadas de cada disciplina, libros auxiliares de cultura general, revistas especializadas, más los programas de mano de los estrenos teatrales desde 1922 y las críticas periodísticas desde septiembre de 1915. Posee además una cantidad importante de obras teatrales extranjeras en idioma original. El acervo bibliográfico actual alcanza los 23.000 volúmenes. La biblioteca es visitada y consultada por investigadores, estudiantes, productores y artistas. Cuenta con una Videoteca de entrevistas a autores nacionales y una Auditoteca elaborada desde el Consejo Profesional de Radio de la institución. Asimismo, la entidad edita la revista bimestral Florencio.

Además de su tradicional sede de la calle Pacheco de Melo, la institución posee un Anexo situado en Juncal 1825, y el Espacio Encuentro, inaugurado recientemente, que está ubicado en Peña 2033. También cuenta con delegaciones en el interior.

La Junta Directiva es la representante legal de la entidad y está integrada por quince miembros titulares elegidos por asamblea, con mandato por períodos de cuatro años. Estos dirigentes son: Presidente, Vicepresidente, Vicepresidente 2º, Secretario, Vicesecretario, Tesorero, Vicetesorero, ocho vocales titulares y dos vocales suplentes. Los vocales conforman los Consejos Profesionales de Teatro, Radio, Cine y Televisión, y un Consejo Interdisciplinario de Nuevas Tecnologías. Los Consejos tratan los asuntos de su materia y envían sus opiniones y propuestas a la Junta Directiva para su resolución. Por su parte, el Consejo de Previsión Social atiende lo relacionado con pensiones, subsidios y ayudas a los socios. Otros órganos son la Junta Fiscalizadora y la Comisión de Cultura. En la actualidad el presidente de ARGENTORES es el dramaturgo y guionista Miguel Ángel Diani, con mandato hasta 2025.

Para celebrar el 40º aniversario de la fundación de la entidad, en 1950 ARGENTORES instituyó el 11 de septiembre como “Día del Autor”. Dos años después se creó el Premio ARGENTORES a la Producción Autoral. Las estatuillas se entregaron por primera vez el 11 de septiembre de 1953. En un comienzo estos premios correspondían al teatro, al cine y a la radio. A partir de 1957 se suma a los premios el rubro televisivo. Para honrar la trayectoria de los socios más distinguidos y con militancia en la entidad, en 1974 se incorporó a la premiación el Gran Premio de Honor de ARGENTORES, que se entrega en forma rotativa, un año por rubro, a personalidades autorales de la radio, el cine, la televisión y el teatro.

Entre los cursos que se impartieron en 2023 merece destacarse el “Seminario sobre géneros estéticos vinculados al lenguaje audiovisual, el cine, las series de TV y las plataformas”, dictado por la dramaturga, guionista y escritora Cecilia Propato, que se realizó en el Espacio Encuentro de ARGENTORES y fue organizado por el Consejo Profesional de Televisión de la institución.

Como todos los años, en 2024 se desarrollará la Diplomatura en Dramaturgia, gracias a la labor conjunta de ARGENTORES, el Centro Cultural Universitario Paco Urondo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, la Fundación Sagai y AADET. Se cursa en forma presencial durante tres cuatrimestres, es gratuita y cuenta con un cupo de veinte estudiantes.

Laura Brosio