Cómo deben manejarse los negocios con autoservicio de alimentos

La Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad de Buenos Aires proporciona una serie de recomendaciones para los comercios con autoservicio de alimentos, útiles tanto para los responsables de los locales como para los clientes.

En primer lugar, en el caso de las panaderías que exhiben las facturas, la citada dependencia señala que es importante que tanto la bandeja como las pinzas que se usan para extraerlas, sean manipuladas solamente por personal del comercio, es decir que los consumidores no tengan acceso a ellas. De esta manera se evita una mala manipulación o una posible contaminación.

Del mismo modo se aconseja proceder en los locales que venden comida por kilo ubicada en islas o góndolas.

  • En todos los casos los alimentos mencionados deben estar distanciados y de ser posible protegidos del público que ingrese al local.
  • En referencia al interior del comercio, se debe respetar siempre el distanciamiento social, dependiendo de las dimensiones que éste tenga.
  • Si se trata de un lugar de menos de 15 metros cuadrados, no puede haber más de un cliente en el interior. Esto deberá constar en un cartel colocado en la puerta o en un lugar visible.

Respecto a zonas de elaboración se debe cumplir con los protocolos de manipulación y el uso obligatorio de tapabocas.