Una esquina de Florida sin el Kavanagh

– Por Josefina del Solar –

Como siempre son de interés las fotografías antiguas de Retiro, hemos elegido esta que ahora publicamos, ya que nos parece muy ilustrativa de algunos temas a los que nos referimos habitualmente, sobre los cambios urbanísticos en la edificación y la fisonomía de este barrio.

Se trata de una vista de la calle Florida al 1000, cuadra que en la actualidad tiene dos edificios emblemáticos y reconocibles: el Plaza Hotel y el Edificio Kavanagh.

Evidentemente en esta fotografía no aparece el Kavanagh, cuya construcción se inició en 1934, siendo inaugurado a comienzos de 1936. Pero sí está el Plaza Hotel, que abrió sus puertas unos cuantos años antes, en 1909.

No tenemos la fecha exacta de la fotografía que aquí publicamos, pero de acuerdo a los datos cronológicos señalados y a algún otro detalle que se puede rescatar de lo que aparece a la vista, podríamos deducir que esta toma pertenece a la primera mitad de la década del ‘10 del siglo pasado.

Lo que resulta más significativo, sobre todo desde una perspectiva actual, es el carácter de las construcciones de esa cuadra, desde el Plaza hasta la esquina que está en primer plano. Son como vemos edificaciones bajas, pero además muy modestas, en comparación con el Hotel lindero. Algunas parecen ser de viviendas y no se ven en buen estado, mientras que en el toldo de la casa de la esquina alcanza a percibirse que se trata de un almacén. Antiguas realidades de una Ciudad que tendían a desaparecer ya en aquel momento ante el desarrollo de un barrio que iba presentando otras características. Puede verse incluso el contraste con los edificios que asoman al fondo de la foto y que corresponden a la calle Charcas, actual Marcelo T. de Alvear. Sobre estos últimos señalamos simplemente que no han sobrevivido hasta hoy, como sucedió también con tantas y tan valiosas obras de arquitectura, no sólo de Retiro sino de otras zonas de la Ciudad.

Por otra parte la extensión de una edificación importante hacia el bajo era un hecho indetenible de acuerdo al ritmo de crecimiento del barrio. Hacia 1934, un proyecto de remodelación que incluía el entorno de la Plaza San Martín iba a definir el tema. En ese contexto, Cecilia Kavanagh  adquiere el terreno contiguo al Plaza que había pertenecido a Ernesto Tornquist y que en principio se iba a utilizar para ampliar el hotel. Como esto no se concretó decide hacer construir allí un edificio que va a ser completamente diferente, en sus líneas y en su construcción, a cualquier otro que existiera en Buenos Aires. El Kavanagh llegó a ser, con sus 33 pisos y su perfil, que hasta hoy se destaca contra el cielo, el edificio más alto de la Ciudad durante unos cuantos años.

FOTO: Una antigua fotografía de Florida al 1000, cuando faltaban todavía varios años para que se construyera el Edificio Kavanagh (AGN).