Del Retiro de ayer. La Plaza Libertad

Por Josefina del Solar

Ubicada en la manzana que conforman las calles Libertad, Paraguay, Cerrito y Marcelo T. de Alvear, la Plaza Libertad es un espacio público importante del barrio de Retiro y como tal nos hemos ocupado de ella más de una vez. Pero siempre vamos encontrando otras antiguas fotografías que queremos compartir con los lectores del periódico, por lo que volvemos a este tema, ya que presenta diversos ángulos interesantes.

Lo primero, algo de su historia. Recordamos entonces que a fines del siglo XVIII el espacio que hoy ocupa esta plaza era conocido como  el “Hueco de doña Engracia”, según parece en referencia a una mujer de ese nombre que era la única que lo habitaba por entonces en un precario ranchito. En 1809, cuando el predio estaba ya totalmente abandonado, hubo un pedido de los vecinos a las autoridades para que se lo acondicionara como plaza. Aprobado esto, y dado que estas tierras pertenecían todavía a España, se le dio el nombre de Fernando VII. Curiosamente el nombre perduró hasta después de la independencia de este territorio, ya que recién en 1822 se lo cambió por el de Plaza de la Libertad.

De todas maneras parece que el espacio seguía bastante descuidado y que por eso era un lugar de paso, no muy frecuentado como paseo público, principalmente por temor a los asaltos y hechos de ese tipo que ocurrían. En la década de 1870 se toman algunas medidas al respecto, por ejemplo la ubicación de un policía para cuidar de los transeúntes, y también la instalación de faroles a gas para mejorar la iluminación y con esto la seguridad.

Durante la intendencia de Torcuato de Alvear en Buenos Aires (1882/87), como parte de las muchas innovaciones y mejoras que introdujo este funcionario en la ciudad que ya se había convertido en Capital Federal, se parquizó la Plaza Libertad. Se la dotó de cuatro jardines bajo nivel, un rasgo que hasta hoy la caracteriza. Se ubicó además en su centro la estatua de Adolfo Alsina, obra del escultor Milleet Aime, que fue inaugurada el 1° de octubre de 1882. Las cercanías de la Plaza, como ocurrió con este barrio de Retiro en su conjunto, se fue transformando hacia fines del siglo XIX con nuevas edificaciones, tanto residencias particulares como algunos comercios.

La fotografía que aquí publicamos, datada en 1905, permite ver algo de lo que señalábamos. Está tomada desde Charcas (actual Marcelo T. de Alvear) y Cerrito, enfocando hacia Paraguay. Hacia la derecha asoma claramente la iglesia de Nuestra Señora de las Victorias, y en el otro extremo la edificación baja permite ver una cuadra más atrás al Teatro Colón todavía en construcción. En cuanto a la Plaza, la panorámica abarca prácticamente toda su extensión y se puede apreciar su cuidado diseño.

La imagen transmite desde luego la noción del paso del tiempo, y si la comparamos con la actualidad, un elemento habitual que se nos presenta en el análisis de viejas fotos, y que también se da en este caso, es que, salvo los dos edificios mencionados –la iglesia y el Teatro Colón- prácticamente ninguna de las edificaciones que vemos aquí ha perdurado hasta nuestros días. Tampoco la Plaza Libertad mostraba todavía la arboleda que hoy luce. Sin embargo, y pese a los lógicos cambios, se puede decir que este espacio público no ha perdido actualmente lo esencial de su fisonomía, dada particularmente por el diseño de sus jardines.

FOTO: La Plaza Libertad hacia 1905.