22 febrero, 2024
Arte

Las Niñas Cromáticas de Kiki Cornejo 

Por Marcela Davidson 

Kiki Cornejo pinta desde una infancia retratada con  su after image. El after image es la imagen representada por la memoria. Cada niña pertenece al Siglo XXI, son las mujeres de nuestro nuevo siglo occidental.  Tienen su color definido socialmente, el género masculino no puede ya decolorar su existencia. 

El tiempo distorsiona la imagen que se ha vivido. Cornejo le pone color a su pasado emocional, describe en cada obra un momento de su niñez cronológica y de su niñez adulta. Los adultos portadores de su niñez pueden proceder con espontaneidad. 

Pehuajó es la localidad de su niñez, la artista legó a CABA para hacer su carrera en ITBA. Nuestra joven artista nacida en 1991 es ingeniera industrial. Los acontecimientos la hicieron transformarse muy pronto en  adulta, guardó a la niña cromática hasta que su madurez como artista logró representar cada emoción monocromática. 

La búsqueda adulta le da color al hallazgo infantil. Color y cuidado. Le otorga un protagonismo cromático, monocromático. Identifica cada color con un estado anímico. 

Kiki Cornejo fue pintando su serie de niñas monocromáticas involucrada en un aspecto de su flujo personal constitutivo. La niñez es parte de un cuerpo sucedido en el pasado. Un cuerpo nunca estático. El cuerpo es un visitante temporal. Está afectado por el ritmo vital que avanza sin retorno físico, no es un fenómeno circular. Nunca vuelve al cuerpo de la niñez. La evocación a la niña pertenece al plano de la reflexión del pensamiento psicológico. La Niña vuelve en distintos colores, cada color es un ángulo distinto. 

El espectador puede sentirse reflejado. 

Las niñas son mujeres del siglo XXI . La nueva mujer que aislada se encuentra y se busca en un arcoíris creativo.

La obra de Kiki Cornejo se exhibirá a fines del 2021 en una exposición virtual. 

FOTO: Kiki Cornejo: Niña Rosa.