21 abril, 2024
En Retiro

La Plaza Libertad, un espacio destacable del barrio

En Retiro el centro fundacional del barrio y su espacio verde más famoso y concurrido es sin dudas la Plaza San Martín. Pero no debemos olvidar a la que a veces hemos denominado “la otra plaza”. Y es una más pequeña que la anterior pero también muy linda, y dotada de una particularidad: sus cuatro jardines ubicados a bajo nivel, algo que la hace única en la Ciudad.

La Plaza enrejada. Puede verse al fondo la estatua a Adolfo Alsina.

Nos referimos por supuesto a la Plaza Libertad, que ocupa toda una manzana delimitada por la calle que le da su nombre, Paraguay, Cerrito y Marcelo T. de Alvear. Que es histórica además, como es válido recordar, ya que a fines del siglo dieciocho, el espacio que hoy ocupa esta plaza era una especie de baldío conocido como el “Hueco de doña Engracia”, según parece en referencia a una mujer de ese nombre que era la única que lo habitaba por entonces en un precario ranchito. En 1809, cuando el predio estaba ya totalmente abandonado, hubo un pedido de los vecinos a las autoridades para que se lo acondicionara como plaza. Aprobado esto, y dado que este territorio pertenecía todavía a España, se le dio el nombre del rey Fernando VII. Curiosamente este nombre perduró hasta después de la independencia del país, ya que recién en 1822 se lo cambió por el de Plaza de la Libertad, que conserva hasta hoy.

Y tiene su historia porque han pasado episodios políticos por ese predio, pero también en su entorno, ya que en el actual Teatro Coliseo se hizo la primera transmisión radial en el mundo, por ejemplo. O en sus cercanías se encuentra la iglesia de Las Victorias, la segunda más antigua del barrio. Desde 1882 luce en su centro una estatua representando a Adolfo Alsina, obra del escultor Millet Aime.

La mayoría de otros edificios que la rodeaban en otros años han desaparecido y han sido remplazados por otros, como se puede ver en fotos que publicamos habitualmente en este periódico. Pero es todavía, así creemos, un espacio a disfrutar. No está exenta la Plaza Libertad de las realidades urbanas de estas últimas décadas, por algo ha sido enrejada y se suele cerrar de noche. Sin embargo puede ser durante el día en lugar tranquilo, para sentarse en alguno de sus bancos, o pasear y disfrutar de su copiosa arboleda, florecida en estos días de primavera. J. del S.

 

Foto de Arriba: La Plaza Libertad actualmente, con uno de sus jardines bajo nivel.