El 911 se abre a los vecinos de la Ciudad

El 911 es el número de la Policía de la Ciudad para atención de emergencias en el ámbito de la Capital, que atiende las 24 horas de los 365 días del año.

Seguramente el hecho de que llamar a ese número significa que se está viviendo una situación de emergencia que requiere atención inmediata, hace que quien llame se encuentre también en un estado de ánimo especial; y el desconocimiento de algunas características del sistema no siempre favorece el mejor uso de él. Por eso resulta tan importante que se informe a los vecinos sobre el funcionamiento de esta línea, y no menos sobre las características del Centro donde funciona este Sistema Integral de Seguridad Pública. En relación a esto, el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad está implementando una serie de visitas guiadas con vecinos de la Comunas porteñas a esta dependencia policial, situada en el barrio de Barracas.

Tuvimos la posibilidad hace unos días de conformar el grupo que realizó la visita destinada a la Comuna 1, a la que pertenece Retiro. Encabezaron le visita el Subsecretario de Seguridad Comunal e Investigación Criminal Aníbal Falivene, y Ruth Landerreche, Directora de Articulación Comunal y Participación Ciudadana, quienes guiaron a los vecinos por las instalaciones de la sede, y al mismo tiempo explicaron detalladamente el funcionamiento del sistema, al que se puede acceder desde cualquier teléfono fijo o móvil.

Los visitantes pudimos saber así, primero, cómo es el mecanismo de atención a las llamadas. Por ejemplo, que tratándose de emergencias, no pasan más de 5 segundos entre la llamada y la acción para atenderla. Que el sistema está conectado a otros sistemas de urgencias, como el SAME o Bomberos, que son requeridos de inmediato, tratándose de casos que lo requieran. Que el 911 recibe alrededor de 10.000 llamadas por día, de las cuales tiene que discernir cuáles son urgencias y cuáles no, y que suelen ser la mitad las válidas, ya que no siempre se hace el llamado correcto, y otras veces se trata de bromas, lo que parece inexplicable pero ocurre.

Los operadores hacen varias preguntas esenciales que quien llama debe contestar, ya que permiten conocer qué es lo que está ocurriendo, dónde, y obrar en consecuencia y rápidamente.

En la visita pudimos conocer también las instalaciones y la tecnología que se utiliza, la que permite a través de pantallas ubicar inmediatamente el punto en el que existe el conflicto o la urgencia solicitada. Todo esto nos permitió comprender algo que también fue explicado en la oportunidad, y es que el sistema de atención policial ha cambiado al ritmo de los nuevos tiempos y sobre todo de la tecnología, ya que hoy lo que debe hacer el vecino no es ir a la Comisaría a hacer una denuncia por un ilícito o una situación de emergencia, sino que es mucho más rápido y eficaz recurrir al 911, que por otra parte cubre toda la Ciudad.

En la oportunidad algunos de los participantes de la visita aprovecharon para hacer consultas, y surgieron así relatos de casos particulares en los que el 911 debió intervenir.

Fue realmente una actividad muy interesante y que aportó conocimientos de gran utilidad para todos, además de ayudar a fortalecer la confianza de los vecinos en el sistema de seguridad implementado en la Ciudad.

Para cerrar, Ruth Landerreche manifestó el interés que existe en la difusión de esta tarea, para lo cual –dijo- los interesados en acceder a estos encuentros “pueden anotarse en la página web del Gobierno de la Ciudad o pueden escribir al mail que está en la página”.

FOTO: Un momento de la visita de vecinos de la Comuna 1 a la sede del 911 en Barracas.