El edificio Bencich, diseño y personalidad

Por Josefina del Solar

A pesar de que lamentamos con frecuencia la riqueza arquitectónica de este barrio de Retiro que se ha perdido por diversas razones, principalmente en demoliciones varias, todavía tenemos por aquí algunas joyas en materia de edificación, dignas de ser conocidas y admiradas.

Por ejemplo, en la esquina noroeste de la avenida Córdoba y Esmeralda podemos ver uno de estos edificios, que siempre nos admira por su belleza, su diseño y personalidad.

Nos referimos al Edificio Bencich, de departamentos, con sus 13 pisos y altas torres que destacan desde su estratégica ubicación.

El edificio tiene este nombre porque fue construido en 1927 por la empresa de los hermanos Bencich. Massimiliano y Miguel Bencich fueron importantes constructores que hicieron obras de gran relieve en la Ciudad de Buenos Aires. Nacieron en Trieste, ciudad de Italia actualmente pero que por la fecha –Massimiliano nació en 1882- pertenecía al Imperio Austro-húngaro. Vinieron a la Argentina hacia 1910, año del Centenario. Aquí comenzaron trabajando en la construcción en un ámbito y una época sin dudas muy propicios para esta actividad, hasta que desarrollaron su propia empresa. Con ella hicieron obras muy importantes, como el edificio que se conoce también con su nombre en la Diagonal Norte y Florida, el de las poderosas cúpulas; o en este barrio de Retiro el Edificio Mihanovich de la calle Arroyo, también muy reconocido, que fue primero de departamentos y luego albergó al Hotel Sofitel por varios años.

El Beencich de la avenida Córdoba fue inicialmente edificio de rentas, como se llamaba por esos años en los que todavía no se había dictado la Ley de Propiedad Horizontal. De tal modo una construcción de varios pisos y departamentos pertenecía entonces a un propietario –persona o empresa- que la alquilaba, de allí la denominación. Para diseñarlo los hermanos convocaron al arquitecto francés Eduardo Le Monnier, con quien hicieron también los edificios antes mencionados.

Edouard Le Monnier, arquitecto autor del Edificio.

Algunos datos biográficos de  Le Monnier señalan que nació en París en 1873. Estudió en la Escuela Nacional de Artes Decorativas de su ciudad natal, y realizó trabajos importantes en Brasil y Uruguay, hasta que llegó a Buenos Aires casi a fines del siglo diecinueve, más precisamente en 1896. En esta ciudad, en la que se radicó, iba a desarrollar seguramente lo más importante de su tarea profesional. Mencionamos a modo de ejemplo algunas de sus obras de mayor relieve en la Ciudad de Buenos Aires: el Palacio Fernández Anchorena situado en la Avenida Alvear, que es la actual sede de la nunciatura Apostólica; el Yatch Club Argentino, y particularmente el ya mencionado y magnífico edificio Bencich de Florida y Diagonal. También ostentan alguno de sus trabajos otras ciudades del país como Rosario, en la que fue autor del Jockey Club. Le Monnier enseñó en la Academia Nacional de Bellas Artes y ejerció asimismo en la que era por entonces Escuela de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires. Falleció en esta ciudad en 1931.

En relación al edificio que nos ocupa, es indudable que es una obra muy interesante desde el punto de vista arquitectónico. Abarca una superficie de algo más de 800 metros cuadrados, y tiene tres bloques, cada uno con entrada propia: en Avenida Córdoba 807, 817 y 827. Es una edificación de estilo ecléctico y estructura compleja, en forma escalonada, con ventanas que presentan formas diferentes, también los balcones;  pero un elemento que llama la atención especialmente son sus torres con cúpulas. En 2015 se realizó una puesta en valor del edificio, cuyo conjunto es sin duda de una gran belleza.

Una placa recuerda que allí vivió Alfonsina Storni.

Un dato anecdótico es que allí vivió la gran poeta Alfonsina Storni, hecho que es recordado por una placa en su entrada.

FOTO de arriba:

  • El Edificio Bencich recorta su silueta contra el cielo.

(Fotos La Gaceta del Retiro)