30 de Junio, Día de Retiro

Por Josefina del Solar

La Legislatura porteña aprobó, el 1° de noviembre de 2007, la ley 2490 que instituye el 30 de junio para celebrar el Día del Barrio de Retiro. La fecha se trata de aquella en la que fue aprobada la construcción de la residencia El Retiro que dio nombre inicialmente a una zona de la Ciudad de Buenos Aires, la misma que varios siglos después pasaría a ser el barrio que nos ocupa.

Antes de la fecha mencionada para la sanción de la ley 2490/2007, existía la inquietud por precisar un día que fuera significativo para festejar en relación a Retiro, lo que ya tenían asignado otros barrios. Algunas consultas que nos llegaban fueron planteando esa necesidad; hasta que un pedido desde la Legislatura, en razón de nuestra tarea personal en relación a la historia del barrio, nos puso a trabajar sobre el tema.

Claro que en el caso de Retiro no era fácil precisar un día que representara una instancia fundacional del barrio, como sí ocurre con otras jurisdicciones porteñas, más jóvenes y en las que por lo tanto resulta más fácil identificar sus orígenes. Retiro, como sabemos, es una de las zonas históricas de la Ciudad, y no fue creada como tal sino que fue formándose paulatinamente en torno a lo que es hoy la Plaza San Martín y sus alrededores, desde la época colonial.

Teníamos sin embargo como punto de partida un nombre, que incluso durante bastante tiempo resultó controvertido. ¿Por qué Retiro? Se decía entre otras explicaciones que alguien inventa y muchos repiten, que era porque a comienzos del siglo diecisiete había en la zona una ermita, la de San Sebastián, habitada por un hombre que vivía así completamente retirado del mundo. Pero no era eso. Las más serias investigaciones, en las que nos hemos basado y a las que hemos agregado nuestro propio trabajo personal, permiten concluir en que el nombre de esta zona de la Ciudad de Buenos Aires se formó a partir de la existencia de una casa llamada El Retiro, que se hizo construir para sí el gobernador Agustín de Robles hacia fines del siglo diecisiete. Partiendo de esto había que precisar alguna fecha que estuviera relacionada con ese elemento que dio origen al barrio, y hacia allí dirigimos nuestra atención.

A partir de los muy escasos datos existentes consultamos documentación original, y así pudimos confirmar la fecha del permiso para la construcción de la casa El Retiro. Y esa fue la fecha que propusimos para celebrar al barrio. Primero nos reunimos con entidades de la zona  – Círculo Amigos de la Plaza San Martín, Asociación Vecinal del Barrio de Retiro, Asociación Amigos del Retiro- a quienes les gustó la propuesta, la que luego fue elevada a la Legislatura con la fundamentación histórica que redactamos oportunamente explicando el porqué del día elegido, y que consignamos a continuación en esta página.

Debemos recordar también que la autora del proyecto legislativo fue la diputada Marta Varela, y que antes de la sanción de la ley desde el despacho  de la legisladora se consultó al Instituto Histórico de la Ciudad, que validó la precisión histórica del proyecto y su fundamentación.

La historia

Pasado poco más de un siglo de su fundación por Juan de Garay,  hacia fines del siglo diecisiete esta Ciudad de Buenos Aires era apenas un poblado de casas bajas perdido en el inmenso territorio colonial hispanoamericano. Ni siquiera era Virreinato todavía –lo iba a ser años después- sino la cabeza de la Gobernación de Buenos Aires, que formaba parte a su vez del Virreinato del Perú. Las autoridades lógicamente eran designadas en España, y de allí llegó en 1691 Don Agustín de Robles con el cargo de gobernador, que debía ejercer durante cinco años. Ya en ejercicio de su gobierno, Robles decide hacerse construir una casa, para lo cual elige un amplio terreno alejado de la zona más poblada de la Ciudad, pero dotado de una ubicación privilegiada sobre el Río de la Plata. Más precisamente y en términos actuales podemos decir que dicho terreno coincidía en términos generales con lo que es hoy la Plaza San Martín. Pero como los gobernantes del período hispano, por las Leyes de Indias que regían para la América española no podían tener propiedades dentro del territorio que gobernaban, Robles debió pedir una autorización especial para esto, invocando que la casa se levantaría en un terreno que pertenecía a otra persona, en este caso el rico comerciante Miguel de Riglos (o Riblos), comprometiéndose además a ocuparla recién cuando terminara su mandato. Con esta finalidad eleva el pedido de autorización a su superior inmediato que era el Conde de la Monclova, Virrey del Perú, quien en carta fechada en Lima el 30 de junio de 1696 responde afirmativamente, otorgando a Don Agustín de Robles “la licencia para fabricar dicha casa”. Esta va a recibir el nombre de  El Retiro, y va a estar ubicada en el borde de la barranca -que subsiste aún en la Plaza San Martín y que por entonces daba al Río de la Plata- en lo que sería la confluencia de las actuales Arenales y Maipú.

El Retiro fue la primera gran residencia que hubo en Buenos Aires y una verdadera mansión para los términos de aquella época, ya que entre otras comodidades tenía treinta y dos habitaciones y nada menos que techo de tejas, un lujo casi desconocido en la muy modesta Buenos Aires de aquellos años.

Lógicamente en épocas en las que no existía una nomenclatura de calles, la casona de El Retiro se transformó en un referente para terrenos y propiedades de las cercanías, que empezaron a ser ubicados en relación a ella. Además tuvo que ver con el desarrollo posterior de toda una zona que comenzó a ser conocida precisamente como El Retiro.

En esa carta del Virrey del Perú, lógicamente sin saberlo los protagonistas de esta historia, estaba entonces el germen de lo que iba a ser mucho después un barrio único de Buenos Aires. Por eso es que, de acuerdo a lo que hemos mencionado, esta ley ha venido a consagrar con justicia esa fecha como Día del Barrio de Retiro.

Habrá alguna celebración

Este año 2021, marcado todavía por la pandemia, el Día de Retiro se festejará sólo al aire libre, en la Plaza San Martín, a lo que están invitados todos los vecinos que deseen concurrir. El punto de encuentro estará en las cercanías del monumento al Libertador (Av. Santa Fe y Maipú), y el programa será el siguiente:

30 de Junio

9 hs: Ejecución del Himno Nacional Argentino por la Banda del Regimiento de Patricios.

9.30 hs: Plantación de un jacarandá en Marcelo T. de Alvear.

9.45. Recorrido histórico por la Plaza a cargo de Josefina del Solar, historiadora, directora de La Gaceta del Retiro.

10.30: Cierre del evento.

FOTO: Plano de Buenos Aires realizado por José Bermúdez en 1713. Hacia abajo a la derecha, marcada con la letra L puede observarse la casa El Retiro, mucho más grande que cualquier otra, y alejada del centro habitado de la Ciudad.