22 febrero, 2024
En Retiro

Del Retiro de ayer: el último cuartel

Por Josefina del Solar

La presencia de instalaciones militares en El Retiro -como se le  decía originalmente a esta zona de Buenos Aires- fue un rasgo característico desde parte del siglo dieciocho hasta finales del siglo diecinueve. La primera de estas construcciones, destinada a artillería, fue erigida en 1772 por orden del entonces gobernador, y luego Virrey, Juan José de Vértiz, y se emplazó prácticamente en la costa del Río de la Plata para defensa de la pequeña Buenos Aires de entonces.

Unos veinte años después se construyeron dos cuarteles, destinados a artillería y presidiarios. Estos fueron ubicados ya en lo alto de la barranca, en el lugar en el que había estado la casa El Retiro que dio nombre al barrio; es decir en términos actuales en Arenales entre Maipú y Florida, un tramo de calle que hoy no existe como tal, ya que está integrado a la Plaza San Martín. Los cuarteles fueron ocupados sucesivamente por diversos cuerpos militares, tuvieron gran importancia durante las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807, y fueron utilizados por el General San Martín para la formación e instrucción de su Regimiento de Granaderos a Caballo en 1812.

Desde el punto de vista edilicio los cuarteles del Retiro experimentaron a lo largo del siglo diecinueve varias modificaciones. Una de las más importantes se dio en 1834 cuando se agregaron construcciones anexas a las existentes, quedando así un solo edificio con sus característicos y asimétricos arcos, tal como hemos mostrado alguna vez con una de las más antiguas fotografías que incluimos en este periódico. Pero en 1864 hubo una gran explosión originada en los depósitos de pólvora, que destruyó una parte considerable de la edificación, causando asimismo importantes pérdidas humanas.

Después de este terrible hecho pasaron varios años en los que seguramente se hizo una reconstrucción de lo más dañado. Y en 1883 se concretan las reformas más importantes en el edificio, con el agregado de un piso, una torre almenada y otras modificaciones en el pórtico principal.

Estas reformas le dieron el aspecto definitivo que tuvo el cuartel, y que podemos ver en la fotografía que ilustra esta página, tomada hacia 1890 aproximadamente. Ya la zona estaba en crecimiento, transformándose en residencial y había comenzado la construcción de residencias de gran valor arquitectónico que iban a ser características. Por lo tanto la presencia del cuartel del Retiro en ese lugar resultaba inconveniente, de modo que se demolió en 1891.

La calle que se ve en primer plano en la fotografía es la prolongación de Arenales, entre Maipú y Florida, como hemos mencionado más arriba.

FOTO: El último cuartel del Retiro en una foto tomada poco tiempo antes de su demolición