Para evitar el desperdicio de alimentos. Programa y estrategias

La abundancia de alimentos que caracterizó históricamente a nuestro país y otras razones más, seguramente han llevado a una cultura del desperdicio que es habitual entre nosotros. Pero los tiempos cambian. Por un lado hoy en día y por razones obvias se hace necesario bajar los costos de la alimentación y también hacerla más consciente y saludable. Y además seguramente hay muchas personas pueden carecer de esos alimentos que se desperdician. Por eso el Gobierno de la Ciudad ha implementado un programa que se llama Cuidemos los Alimentos.

En el marco de ese Programa el pasado jueves 9 de mayo en el Mercado de San Nicolás se llevó a cabo una charla a cargo de Mariana Koppmann, bioquímica y profesional en el sector de la alimentación. En la oportunidad se trabajó con los vecinos que concurrieron, acerca de diversas estrategias para evitar el desperdicio de alimentos en los hogares, siguiendo los 4 ejes del Programa: organizar la cocina, comprar en forma consciente, reutilizar los alimentos y llevarse los restos. Entre otros temas, Koppmann explicó cómo conservar adecuadamente los alimentos en el frezeer y la importancia de la planificación de la compra para solo elegir lo necesario y evitar comprar alimentos que luego no se van a consumir.

Luego de la charla se desarrolló una clase de cocina del programa de Estaciones Saludables Mejor Casero. Estas clases están a cargo de cocineros y nutricionistas que trabajan el valor de cocinar en casa, de la comida casera para lograr una alimentación más saludable y sustentable. En esto último, entran consejos relacionados al cuidado de los alimentos: cómo conservarlos, cómo calcular porciones, la importancia de consumir frutas y verduras de estación, entre otras.

Las clases de cocina para todos los días se llevan a cabo en las Estaciones Saludables fijas de la Ciudad y en los Mercados Belgrano, Bonpland y San Nicolás. Sobre estas actividades se puede consultar en las redes sociales de BA Capital Gastronómica.

Luego de la charla se desarrolló una clase de cocina del programa de Estaciones Saludables.

En la Ciudad de Buenos Aires, según un estudio realizado en el año 2016, las principales causas del desperdicio de alimentos son: la expiración de la fecha de vencimiento, el deterioro por mala conservación y almacenamiento inadecuado, y la preparación excesiva o inapropiada de los alimentos. En este sentido la planificación de la compra resulta clave para evitar el desperdicio de alimentos: organizar la compra según los alimentos que hay en la alacena y heladera (colocar adelante los alimentos más próximos a vencerse), realizar un menú semanal de preparaciones y leer las etiquetas al elegir los alimentos.