La Plaza de Mayo renovada

Esta semana se realizó el acto de reapertura de la Plaza de Mayo renovada. Encabezó el acto el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

La idea de la remodelación de la Plaza, según se explicó desde el ámbito oficial, fue recuperar el diseño de Carlos Thays, de fines del siglo XIX, con el eje en el espacio del medio, para permitir una mejor circulación.

En las recientes obras se cambió el piso de la Plaza y se sacaron carriles laterales, haciendo eje en la circulación central y ubicando los canteros a los costados, cada uno de ellos con una fuente redonda. La Pirámide de Mayo ya había sido restaurada en fecha reciente. Según la información oficial, las obras significaron que la Plaza de Mayo sumó 4.000 metros cuadrados a su superficie.

Sobre Balcarce, donde estaban las vallas, se ubicó una reja. Ésta fue motivo de críticas por parte de algunos sectores, fundamentalmente por considerar la presencia de vallas como una limitación a la circulación. Desde Ministerio de Ambiente y Espacio Público se respondió que esa medida tenía que ver con la seguridad presidencial.

Cabe recordar la importancia que reviste la Plaza de Mayo desde el punto de vista patrimonial de la Ciudad de Buenos Aires, pero fundamentalmente desde el histórico. Es la primera plaza de la Ciudad, allí precisamente Juan de Garay procedió a fundarla en 1580. Luego fue testigo de los más importantes hechos políticos desde la culminación de las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807, siguiendo por el desarrollo de la histórica jornada del 25 Mayo en adelante.

Fue declarada Lugar Histórico Nacional –conjuntamente con la Plaza San Martín- en 1942.

FOTO: Las reformas se enfocaron en el eje central como área de circulación.