Pantallas gigantes para el Mundial

Nuevamente la Plaza San Martín se transformará en un estadio de fútbol al aire libre. El anuncio oficial y la opinión de los vecinos.

El Mundial de Fútbol que se jugará en Rusia ya comienza esta semana. Y pese a otras noticias y situaciones de interés, el tema del Mundial ocupa todas las pantallas y páginas enteras de los diversos medios.

Pero la Ciudad de Buenos Aires también se prepara para vivir al aire libre las alternativas del más grande evento deportivo a nivel planetario. Para ello, según las propias palabras del anuncio oficial, durante los días que dure el Mundial, dos espacios públicos “se transformarán en estadios”. Es decir, por medio de sendas pantallas gigantes, libremente el público que se acerque, podrá seguir las alternativas futbolísticas a cielo abierto.

El caso es que uno de estos estadios al aire libre es nada menos que nuestra Plaza San Martín, que comparte ese supuesto privilegio con el Parque Centenario. Las pantallas, según se puede observar, ya están instaladas al pie de la barranca de la Plaza, es decir a metros apenas del Cenotafio de Malvinas.

En estos días previos a la salida de este número hemos consultado con varios vecinos de la zona al respecto, y tenemos que decir que no es una medida que tenga una buena recepción por parte de quienes viven aquí, opinión que también compartimos. Incluso puede leerse en otra página de esta edición una carta de lectores que plantea algunos de los argumentos que hemos escuchado también de otros vecinos.

En primer lugar está el recuerdo del pasado Mundial, en el que ya se hizo la experiencia de la colocación de una pantalla gigante en ese lugar, y el resultado fue poco propicio, ya que el estado en que quedó la Plaza fue lamentable. Además de que el mismo transcurso de los partidos dio lugar a diversas situaciones poco deseables, como también lo señala la lectora que nos envió su carta.

En lo personal pensamos que no es éste un momento adecuado,  por una serie de razones, para promover grandes concentraciones de personas, y menos en torno a un espectáculo que puede dar lugar a actitudes desbordadas. Por otra parte podemos pensar que es algo innecesario, ya que prácticamente todo el mundo, sin distinción de status, tiene a su alcance un televisor para ver los partidos, obviamente en los hogares pero también en bares, confiterías, negocios de todo tipo, y hasta en los lugares de trabajo. Además la época del año es fría y poco propicia para tomar el césped de una plaza como platea de un espectáculo. Sin contar con que se trata de un gasto que quizás sería importante no encarar en momentos en los que hay otras urgencias seguramente. Y menos todavía con que se trata, la Plaza San Martín, de un espacio que es Lugar Histórico Nacional.

En definitiva, creemos que no es algo que beneficie a nuestro barrio. Ojalá nos equivoquemos y todo sea una fiesta y podamos celebrar, sobre todo si Argentina llega a instancias importantes en el juego. Repetimos: ojalá.

FOTO:  Las pantallas ya están instaladas en la Plaza San Martín.