Las esculturas que ya no están. Nota 7

En esta serie de notas que venimos publicando nos ocupamos de un aspecto del patrimonio urbano de Retiro, el de las esculturas en la vía pública. Una observación surgida de nuestro trabajo nos lleva a considerar que hay actualmente menos esculturas en espacios públicos si comparamos con otras épocas. Pueden darse varias causas para esto, como los cambios en los conceptos urbanísticos o las necesidades derivadas de esos cambios y de las nuevas tecnologías. No hay que olvidar tampoco el hecho de la depredación, que ha aumentado en las dos últimas décadas. Las esculturas u otras piezas artísticas son dañadas o mutiladas, muchas veces para obtener algún beneficio material, sobre todo tratándose de partes de metal. Y hasta se han robado piezas íntegras, como es el caso que señalamos a continuación.

El busto de Pierre de Coubertin

El basamento actual sin el busto.

La plaza Pierre de Coubertin está ubicada en la avenida 9 de Julio, Cerrito y Arroyo, detrás de la Embajada de Francia. Recuerda al Barón Pierre de Coubertin (1863-1937), quien fue el impulsor de los Juegos Olímpicos modernos que se restablecieron en Atenas en 1896. Al cumplirse un siglo de dicho acontecimiento, se hizo un acto en dicha plaza donde se ubicó un busto de Coubertin, pedagogo y filósofo que creía profundamente en la importancia de la actividad física y el deporte en la educación y la formación moral de las personas.

El caso es que desde hace tiempo este busto ya no está. Una vez más la depredación dañó el patrimonio público, en este caso haciendo desaparecer una escultura homenaje a una personalidad internacional. La escultura era una réplica de la original, que también había sido robada.

Josefina del Solar

Foto de arriba

  • El busto del Baron de Coubertin cuando estaba en su emplazamiento.

(Fotos la Gaceta del Retiro)