La Autopista Illia tendrá nueva traza

La traza de la Autopista Illia en el tramo que va desde la Avenida 9 de Julio hasta el peaje será modificado. Esto involucra espacios de Retiro que deberán ser reconfigurados  especialmente.  

El proyecto de modificación de la Autopista Illia se incluye dentro del Plan de Urbanización de los barrios 31 y 31 bis que está implementando el Gobierno porteño. Se busca del tal modo cambiar lo que denominan situación disruptiva que generaría la Autopista en relación a esos conglomerados habitacionales que busca transformar en barrios, integrándolos al conjunto de la Ciudad.

La implementación de este proyecto -según especifica la empresa AUSA, que tendrá a su cargo la construcción- permitirá la refuncionalización de la AU Illia, convirtiéndola en una vía rápida urbana y creando a la vez en el sector bajo autopista un espacio público que tendrá unos 64.500 metros cuadrados, destinados a recreación, cultura y encuentro. Incluirá también la ejecución de un parque urbano elevado en la actual configuración de la autopista.

La obra consistirá en construir una nueva vía rápida con una extensión de 1900 metros aproximadamente, entre la Av. 9 de Julio y el Peaje Retiro. Este no se verá afectado, según precisa la empresa. Se hará en dos tramos, el primero entre Carlos Pellegrini/Cerrito y el nuevo Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC), con una avenida urbana que tendrá 3 carriles en sentido de la Provincia, y un ancho variable de 3 y 4 carriles hacia el Centro. Y el segundo tramo a partir del CEC, donde la avenida se convertirá en viaducto, pasando por encima de las vías del ferrocarril, girando hacia el norte hasta empalmar con la autopista existente, unos 300 metros antes del Peaje Retiro.

Lo central de la obra requerirá de otras obras complementarias, tanto para solucionar aspectos de la circulación como para ocupar espacios que resultan imprescindibles para su realización. Sobre esto último, quizá lo más importante es que se destinarán 9360 metros cuadrados que pertenecen actualmente a la playa ferroviaria de Retiro, para permitir la construcción de la nueva autopista.

Días atrás se conoció el decreto del Gobierno Nacional por el cual se procedió a desafectar de la concesión otorgada a la empresa Nuevo Central Argentino Sociedad Anónima (NCA SA) el sector de la playa ferroviaria de Retiro que corre paralelo a la Avenida del Libertador, pasando por detrás del Parque Thays  hasta el Centro de Exposiciones y Convenciones.

En el decreto se consigna que dicho sector no se encuentra afectado al uso operativo ferroviario, “no previéndose tampoco su utilización en el futuro”; y que dicha terminal de cargas es utilizada principalmente “como el punto de transferencia modal para contenedores que transportados por tren, tienen su destino/origen en los puertos de Buenos Aires y Dock Sud”. Considerando además que “por encontrarse en un área residencial densamente urbanizada de la Ciudad, hará que la operación de transporte de camiones se vuelva progresivamente inadecuada con el correr  del tiempo”.

El próximo paso entonces en dicho sector será el levantamiento de las vías ferroviarias, a fin de permitir las obras de la nueva vía rápida.

También vinculado a la nueva traza y Retiro, se puede señalar que el giro a la izquierda existente hoy en Av. Del Libertador para tomar Cerrito será reemplazado oportunamente por una rama de vinculación que permitirá acceder hacia esa calle desde la nueva avenida.

FOTO: La nueva traza de la AU Illia irá desde la 9 de Julio hasta el Peaje Retiro (foto AUSA).