Relevamiento confirma que el transporte público en Argentina sigue siendo de los más baratos

Pese al aumento en colectivos, tren y subte anunciado para entrar en vigencia en febrero, un estudio realizado indica que el servicio de transporte en nuestro país sigue siendo uno de los más económicos de Latinoamérica y el mundo, tomando incluso un comparativo de Salarios vs. Transportes. España, Italia, Alemania, Inglaterra, Brasil, Chicle y Venezuela entre otros, superan los costos de viajar en la Argentina.

Los datos surgen de un relevamiento realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), tomando como referencia los valores de cada viaje alrededor del mundo y comparándolos con los costos anunciados por el Ministerio de Transporte hace unos días.

En la región, Miguel Calvete, Director del organismo de estadísticas, afirmó que “ciudades tales como Río de Janeiro, San Pablo, Porto Alegre, Bello Horizonte, o Caracas, Santiago de Chile y Montevideo se ubican en tarifas promedio a los 20 pesos argentinos”, es decir, alrededor de entre un 80 y un 100 % más caras que en Buenos Aires. Aquí, “Argentina es el quinto país más barato para viajar, sólo siendo en promedio más caro que Costa Rica, Panamá, Ecuador y Bolivia” destacó.

En tanto, el especialista también confirmó que “en varios países de Europa las tarifas se ubican en niveles exorbitantes con respecto a nuestro país”. A saber, en Madrid, el boleto simple de autobús tiene un costo de 1,5 euros (33,24 pesos), mientras que en el metro la tarifa va de entre 1,5 y 2 euros (33,24 a 44,32 pesos), alcanzando, según INDECOM un promedio del 300 % más caro.

En el caso de Londres, Berlín y Roma los valores trepan entre un 1500 % y un 2000 % más caros dependiendo del medio de transporte, la zona, la edad, la cantidad de viajes y la utilización de alguna tarjeta de descuento.

A su vez, el informe del organismo muestra también que Argentina tiene un impacto mucho menor que los países de Europa utilizando como referencia los salarios mínimos vs el costo de los pasajes de transporte.

Para dar un ejemplo, tomando un viaje en colectivo/autobús durante veinte días al mes, el estudio muestra, a través de un cuadro comparativo con los valores expresados en pesos,  que en Alemania el impacto del gasto de transporte de un trabajador promedio le insume el 2,3 % de su sueldo, mientras que en España esa relación es del 2,4 % y en Inglaterra trepa al 2,7 % de los ingresos per cápita, mientras que en Argentina viajar se lleva en promedio el 1,5 % del salario mínimo. Lo mismo ocurre con los taxis y trenes.

Sin embargo, en este punto, Calvete reconoció que “si bien Argentina tiene un impacto menor costo/salarios, también se debe destacar que el servicio público de transporte es de menor calidad que en el viejo continente”.

Por su parte, el sondeo también destaca que, a nivel local, con la nueva suba del transporte el costo del boleto en colectivo en la Ciudad de Buenos Aires dio un salto para compensar el desfasaje de precio que existe con el Interior, pero no alcanza aún para cubrirlo.

La Capital Federal y Ushuaia son las dos ciudades con el precio más bajo del país, con un precio de $ 6, en contraposición con Bariloche ($ 12,80), Neuquén ($13,90) y Río Gallegos ($ 15,90), en donde los costos se duplican y están cerca de triplicarse. Según Calvete, equiparar realmente las tarifas de la Ciudad con las del Interior haría falta subirlas entre un 30 y un 40 % más”.