Comenzaron los trabajos para la puesta en valor de la Plaza de Mayo

La puesta en valor de la Plaza de Mayo ya comenzó en estos días.  Se da en un marco general de transformaciones e intervenciones que se vienen realizando en los más diversos puntos de la Ciudad de Buenos Aires. Pero en este caso debemos recordar que no se trata de un lugar más. Podemos decir que es el punto más significativo de esta Capital, nada más y nada menos que el lugar de su fundación definitiva por Juan de Garay en 1580. Y que alberga a su alrededor la sede del Poder Ejecutivo Nacional –la Casa Rosada, que ocupa el espacio en el que estuviera el primitivo Fuerte de Buenos Aires-;  la Catedral Metropolitana, y lo que queda del antiguo Cabildo. Fue, vale recordarlo, el espacio en el que se dieron los hechos más definitorios de la Revolución de Mayo en 1810. Ha sido también en épocas más cercanas un lugar de concentraciones cívicas muy significativas, y de diferentes hechos relevantes en nuestra historia contemporánea. Para decirlo sencillamente, es un lugar que sintetiza la historia argentina. Por eso, junto con la Plaza San Martín, conforman los dos únicos Lugares Históricos Nacionales de esta Ciudad.

Diríamos que es importante que se restituya a la Plaza de Mayo su brillo y relieve como espacio público único. Claro que esto será efectivo siempre y cuando vaya acompañado por el respeto a la historia. Es decir que se pueda mantener, y más aún preservar lo que se logre con esta puesta en valor, sustrayéndola a la depredación que la ha avasallado en los últimos años. Aunque eso seguramente ha de ser una tarea posterior.

Ahora se proyecta su puesta en valor como culminación de lo realizado en el llamado Eje Cívico. Este se compone del corredor que es la Avenida de Mayo, con sus extremos: la Plaza de Mayo con la Casa Rosada en uno de ellos, y Plaza del Congreso con el Palacio Legislativo en el otro.

Ya se han realizado en ese sentido la restauración integral de la Pirámide, que es el primer monumento nacional, construido en 1811 al cumplirse el primer aniversario de la Revolución de Mayo. También se trabajó en la puesta en valor de la Plaza del Congreso, y se están realizando obras en fachadas de la Avenida de Mayo.

Ahora la obra que se encara contempla, según lo anunciado, ampliar las superficies de reunión y encuentro, las que se conectan por medio del eje central. Además, se plantea un aumento de las veredas y senderos peatonales. Se sumarán espacios verdes, tanto a la Plaza como al entorno de  la Casa de Gobierno, y se agregarán luminarias desde el piso, entre las características habituales de estas obras.

Está previsto culminar los trabajos a fines del primer cuatrimestre de 2018, según lo informado oficialmente.

FOTO: El proyecto sobre la Plaza de Mayo que la muestra cómo se verá a la culminación de los trabajos (Fuente: GCBA).