Restauran fachada de la Maternidad del Hospital Rivadavia

Se proyectó un sistema de iluminación específico para destacar el edificio por la noche

La Ciudad está poniendo en valor la fachada del  pabellón de la Maternidad “Dr. Peralta Ramos” del Hospital Rivadavia, ubicado en la Avenida Las Heras 2670. Los trabajos buscan preservar los valores arquitectónicos y paisajísticos que tenía el edificio en las primeras décadas del siglo pasado.

La obra contempla una superficie de 14.800 m². Según se informó, el edificio presentaba un revestimiento final en símil piedra con patologías varias por exposición a la intemperie. A su vez, tenía patologías originadas por un mantenimiento insuficiente.

La puesta en valor de esta fachada comprende el retiro de todos elementos no originales, la limpieza de las mismas y  la posterior recuperación de la terminación símil piedra. También se realizan tareas de reconstitución de cornisas, frontis, balaustradas, y elementos ornamentales como los capiteles jónicos que rematan las pilastras, por ejemplo.

Además, se proyectó un sistema de iluminación específico para destacar el edificio por la noche y complementar la iluminación vial.

Desde el Ministerio de Ambiente y Espacio Público a cargo de la restauración se señaló que ésta se realiza siguiendo las normas vigentes en cuanto al tratamiento de edificios de valor patrimonial: en el año 2010 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires otorgó protección cautelar a 13 de los pabellones que componen el conjunto, a las galerías y túneles que los conectan, así como las chimeneas y herrería perimetral; y protección ambiental al jardín en el que están insertos. Esta normativa implica que debe respetarse la morfología del conjunto arquitectónico, así como el diseño paisajístico y la forestación existente en el predio.

Breve historia

El Hospital Rivadavia es heredero del antiguo Hospital de Mujeres inaugurado en el año 1774. Es el nosocomio vigente más antiguo del país y el primero en contar con una maternidad.

La historia del actual edificio comienza hacia mediados del siglo XIX cuando el gran crecimiento demográfico de Buenos Aires hizo que las antiguas instalaciones (ubicadas en las inmediaciones de la actual Plaza Roberto Arlt) no dieran abasto y se comenzara a pensar en trasladarlas y ampliarlas.

Es así como en 1876 se adquieren los terrenos del entonces lejano Palermo y en 1880 se coloca la piedra fundamental.

El Hospital Rivadavia se proyectó siguiendo los lineamientos de las corrientes higienistas en boga, con una tipología pabellonal. El empleo de edificios aislados obedecía a la creencia en la expansión de las infecciones a través del aire, en la necesidad de aislar entre sí a los grupos de enfermos y a las virtudes curativas de la acción solar.

El encargado de proyectar y dirigir la obra fue el arquitecto sueco Enrique Aberg  (también autor del edificio que hoy forma parte de la Casa Rosada -ala noroeste- y el Museo de La Plata, entre otros).

El edificio se inauguró en 1887, contando con sólo 5 de los pabellones actuales, además de la Capilla y otros complementarios como administración y servicios, sin olvidar el jardín que incluye unas 60 especies distintas de árboles, muchos de los cuales fueron donados por el paisajista francés Carlos Thays, mientras se desempeñaba como Director de Paseos Públicos de la Municipalidad de Buenos Aires.

El resto de los pabellones se fueron inaugurando sucesivamente hasta 1930, año en el que se construyó el último de los edificios de la Maternidad. Esta funcionó independientemente del Hospital hasta 1968.