Pedro Figari, Etnógrafo Visual 

Por Marcela Davidson –

Sobre cartones cubiertos de óleo en colores desaturados, vemos de lejos manchas de empaste suave. Hay tonos, que superpuestos generan una variedad de grises que sólo un artista puede lograr. Al acercarme a los cuadros, percibo el despliegue de grupos sociales en sus prácticas costumbristas.

Figari nos ha dejado un testimonio pictórico a la manera de un etnógrafo visual. Tenía la facultad de observar la capacidad de alegría que provoca el festejo del evento. Varones y mujeres tienen la misma altura, como si Figari anticipara hace cien años el fenómeno de la igualdad de género. En la mente de Figari los personajes afrorioplatenses encuentran la celebración de la libertad. Están inmortalizados con el ritmo del Candombe. Pinta a sus personajes obviando la perspectiva jerárquica, o sea sin resaltar roles hegemónicos porque es el propio grupo humano la significación de exaltación, igualdad y protagonismo. Son obras que elogian el principio de igualdad. 

Hay observación antropológica encarnada en eventos sociales. Danzas folklóricas de gauchos y chinas, escenas de damas con peinetones y ornamentados ropajes. Entre sus temas ninguna práctica social pasa sin ser representación pictórica, por eso incluye procesiones religiosas, corridas de toros, jugadores de bochas, y hasta la desnudez psicológica que puede causar la muerte de un hijo. Nada de lo humano le resulta indiferente. Los pequeños escenarios de la Vida que lo rodean son revelaciones de energía y Figari observa. Usa herramientas pictóricas emotivas y sin pretensiones de académicos recursos para resolver cuestiones compositivas y mezcla de color. El arte es en el artista uruguayo una entrega expresiva de aquello que le atrae. La vida misma del ser humano social lo incita a procrear al grupo humano como retrato unificado culturalmente. La poderosa visión antropológica lo define, pienso yo, cómo etnógrafo visual.

Las obras de Pedro Figari se exhiben hasta el 15 de septiembre, en el Museo Nacional de Bellas Artes.

FOTO:  P. Figari: Fantasía. Oleo sobre cartón.