Murales de Seoane

Por Josefina del Solar

Luis Seoane fue un pintor, dibujante, grabador, muralista y escritor, argentino por nacimiento – nació en Buenos Aires en 1910- y gallego por el origen de su familia y por haberse criado desde los 6 años de edad en esa región española, particularmente en La Coruña. Allí hizo sus estudios, y llegó a recibirse de abogado en la Universidad de Santiago de Compostela. Ya en los años ‘30 al estallar la Guerra Civil Española vuelve a Buenos Aires donde había nacido y donde va a desempeñarse como periodista, escritor e ilustrador y a desarrollar una profusa obra artística, tanto en pintura como en lo que va a ser parte importante de su obra: los murales. Su obra poética, vinculada en sus temas al exilio y la emigración de gallegos a nuestro continente, se va a editar también años después. Y en 1968 la Academia Nacional de Bellas Artes lo incorporó como académico de número. A partir de esa década viaja a menudo a Galicia. Falleció en 1979 en La Coruña, donde se creó posteriormente la Fundación Seoane, dedicada al estudio y la difusión de su obra.

Algunas de las ideas rectoras eran la necesidad de la integración de las artes, y también la de plasmar una obra en resonancia con el arte de su tiempo, pero expresando al mismo tiempo el espíritu de Galicia. Y el conocimiento de los grandes muralistas mexicanos como Rivera y Siqueiros lo impulsaron a volcarse a esa especialidad artística, en la que experimentará con técnicas y materiales.  

La mayoría de sus murales se encuentran en Buenos Aires. Las reseñas de patrimonio artístico de la Ciudad registran 25 murales de Seoane ubicados en exposición pública -galerías comerciales o teatros, como el San Martín, por ejemplo- y en ámbitos privados, particularmente en edificios de departamentos. Y como no podía ser menos, Retiro cuenta con algunos de ellos. Mencionamos en este caso Mater Gallaeciae, obra de 1958, que se encuentra en la Galería Las Victorias (Libertad 948) y muestra tres figuras femeninas realizadas en hierro y bronce sobre una base de mosaico veneciano de color amarillo. Este mural fue puesto en valor hace unos pocos años. Otra galería de la zona, la Galería Larreta de Florida al 900, exhibe un mural sin título realizado en mármoles en 1959. Y completando el itinerario por este barrio de Retiro puede admirarse otro de sus trabajos en la entrada de un edificio particular de Esmeralda al 1000. Se trata de Campesiñas. As pescadoras, para el que utilizó vidrio, resinas sintéticas, cemento y metal, también de 1959.

Estos murales de Seoane forman parte, afortunadamente, del patrimonio artístico porteño. Por ello, el Gobierno de la Ciudad ha dispuesto en oportunidades su puesta en valor, y realizado asimismo circuitos guiados para que muchos más vecinos y visitantes tengan la oportunidad de conocerlos y admirarlos. Sobre ellos ha escrito alguna vez el propio artista:

“A bastantes murales dediqué cuanto pude de mi destreza de pintor utilizando distintos recursos técnicos y variando constantemente de procedimientos. Usé juntamente con materiales nuevos, los naturales y arcaicos como la piedra, los mármoles, el hierro y el bronce. Técnicas artesanas muy antiguas como la cerámica, el vitral o el mosaico, cuando no simplemente la pintura con resinas sintéticas producidas por la química industrial. En cuanto a los procedimientos del pasado resultan siempre nuevos y conservan el misterio que proviene de su lejana historia…”

Gal. Larreta (fragmento).
Edificio Esmeralda 1075.

FOTOS:  1. Galería Las Victorias

2. Gal. Larreta (fragmento).

3. Edificio Esmeralda 1075.

(Fotos La Gaceta de Retiro)