Un símbolo de Retiro: el monumento a San Martín

Retiro tiene varios edificios y monumentos muy representativos. Pero indudablemente entre ellos se destaca la que fue primera estatua ecuestre de la Ciudad de Buenos Aires, erigida en la Plaza que lleva precisamente el nombre del General José de San Martín.

Algunos datos sólo para ubicarnos en el tiempo. La figura del Libertador es obra del escultor francés Louis-Joseph Daumas. Fue inaugurada el 13 de julio de 1862, en un acto presidido por Bartolomé Mitre, entonces a cargo del Poder Ejecutivo Nacional. Años después, en 1878 la plaza pasa a llamarse Plaza San Martín.

El monumento se colocó en el centro de la Plaza, paralela a los Cuarteles del Retiro que todavía allí estaban, y ubicada sobre un sencillo pedestal. Años después, para el Centenario de la Revolución de Mayo en 1910, se hicieron varios arreglos en la Plaza, oportunidad en la que se cambió la orientación de la estatua y se decidió reemplazar el pedestal que tenía por otro que estuviera más a la altura de la importancia del prócer y de la categoría que ya tenía este espacio público. El basamento es el que conocemos actualmente, realizado en mármol y adornado con bajorrelieves de  bronce referidos a las campañas sanmartinianas, obra del escultor alemán Gustavo Eberlein.

El monumento tiene así una presencia que resalta en su entorno, siendo uno de los más hermosos de la Ciudad.  Podemos verlo en una foto que lo pone de relieve, y que queremos compartir aquí con nuestros lectores.

FOTO: El monumento a San Martín en una foto nocturna (AGN).