La Estación San Martín de Retiro renovada

Luego de varios meses de refacciones, se reinauguró la Estación Retiro de la Línea San Martín. Las obras -que estuvieron a cargo de Trenes Argentinos, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación- insumieron una inversión de 200 millones de pesos. Esta renovación integral, que no se realizaba desde hace más de 100 años, beneficia a los 125.000 pasajeros diarios que utilizan el servicio entre la Ciudad de Buenos Aires y Pilar. Se pusieron en valor las fachadas, el hall de ingreso, las veredas y los andenes.

La estación estuvo cerrada desde mayo de 2018 hasta el 22 de julio pasado, que volvió a abrir, pero con varias limitaciones para la circulación de los pasajeros. Estos arreglos forman parte de la completa renovación de la línea que incluyó un viaducto ferroviario entre La Paternal y Palermo que eliminó 11 barreras y abrió 11 calles.

La  fachada de la intersección de avenida Ramos Mejía y Padre Mugica, así como las veredas de acceso al hall principal fueron restauradas, conservando el valor histórico y patrimonial.  Se reacondicionaron los suelos, con un nuevo diseño similar al de la Estación Retiro de la Línea Mitre, y las paredes, para contribuir a que el interior del edificio también recupere su brillo. Además, se remodelaron las boleterías -hay siete puestos, uno para discapacitados- los techos, se construyeron una sala de preembarque exclusiva para los viajes de larga distancia y un nuevo centro de atención al pasajero (CAP), donde se responderán las consultas de los usuarios, se dará asistencia a personas con movilidad reducida y se otorgarán certificados por demoras o cancelaciones del servicio. Asimismo, se mejoraron los baños, la iluminación y se reubicaron y renovaron las pantallas con información de los servicios.

Se remodelaron las boleterías: hay siete puestos, uno para discapacitados.

Una de las reformas más importantes se realizó en el hall de ingreso: se lo amplió demoliendo los locales comerciales laterales para mejorar la circulación y hacer que los molinetes dejaran de estar pegados a las vías, como ocurría antes. A partir de ahora el lugar contará con cinco locales comerciales: una pizzería, un maxikiosko, una cafetería, un local de comidas rápidas y un local de lotería, que aún están en construcción y abrirán en octubre. En la antigua estación había 30 locales, en su mayoría con contratación irregular, que en muchos casos no pagaban el canon correspondiente al Estado; esta situación fue regularizada en su totalidad, para sumar locales nuevos con empleo registrado y recuperar el espacio público y áreas de recreación, según señaló el Ministerio de Transporte. Asimismo, se instalaron nuevos tótems de información y cuatro terminales de recarga automática para la tarjeta SUBE distribuidos a lo largo del hall.

Los andenes también fueron intervenidos: se arreglaron los techos, se renovó toda la iluminación -se instaló tecnología led para disminuir el consumo de energía-, se trabajó en los desagües, se colocaron pisos nuevos con especial señalamiento para personas con visión reducida. Además se construyeron nuevos refugios y se colocaron nuevos bancos para que el pasajero espere el tren con mayor comodidad. La estación tiene un servicio de WiFi gratuito.

A simple vista, el cambio es notable. Nos encontramos con un hall amplio, limpio, bien iluminado y con una señalización uniforme. La vieja estación estaba muy deteriorada, muy venida a menos. Según un funcionario de Trenes Argentinos, los cimientos y las bases estaban totalmente destruidos, carcomidos. Es que en más de 100 años nunca había tenido un mantenimiento integral.

¿Qué opinan los beneficiarios de las reformas realizadas, los usuarios? Todos los consultados coincidieron en calificar a la nueva estación como “linda”, “hermosa”, “muy bonita”; una pasajera dijo “me encanta, se nota el cambio”. La mayoría, en tono quejoso, afirmó que “era hora que la arreglaran, era un desastre, estaba muy avejentada”.

Si bien se procedió a la reinauguración, hay un sector clausurado donde aún se sigue trabajando. Varios carteles de Trenes Argentinos así lo consignan: “Muy pronto vas a disfrutar más comodidad, calidad y servicio”; “Estamos renovando Retiro San Martín para vos” y “Mejoramos tu experiencia de viaje con nuevas ofertas comerciales”, refiriéndose a los locales –ya licitados- que abrirán próximamente.

Estas refacciones de la Estación Retiro de la Línea San Martín forman parte del plan de recuperación integral de los trenes del área metropolitana. Se suman a las obras realizadas en la cabecera de Retiro de la Línea Mitre y en Constitución. El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Trenes Argentinos, ya lleva remodeladas 124 estaciones en las Líneas Sarmiento, Roca, Mitre, San Martín y Belgrano Sur. Estas mejoras benefician a más de 1,5 millones de pasajeros que viajan en tren todos los días entre el Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires.

Laura Brosio

Foto de arriba:

  • Las refacciones de la Estación forman parte del plan de recuperación integral de los trenes del área metropolitana.