La Confitería del Molino abre en su aniversario

La Confitería del Molino nació junto al Centenario de la Independencia. Hoy está en obras de puesta en valor.

La Confitería del Molino, ese icónico edificio situado en Rivadavia y Callao frente al Congreso de la Nación, que muchos porteños recuerdan como un lugar único por sus exquisiteces, obra del arquitecto italiano Francesco Gianotti y que fue inaugurada con el Centenario de la independencia argentina, se encuentra en plena etapa de puesta en valor.

Había cerrado sus puertas en 1997, hasta que en años más recientes el Estado nacional se hizo cargo y se inició el proceso de restauración. Todavía no se han concluido del todo estas obras, pero están cada vez más avanzadas. Ahora la Confitería está cumpliendo 103 años, y esa es una oportunidad para abrirla nuevamente –no en forma definitiva todavía- para que el público pueda apreciar lo que se está haciendo, y se mantenga viva la expectativa de su apertura total, que está ya muy cercana.

Este sábado 27 de julio la Confitería del Molino abrirá sus puertas, con entrada libre y gratuita. Será a partir de las 14 hs. Habrá música, una muestra, y seguramente una gran afluencia de público que podrá apreciar cómo está quedando,  mientras se acerca la reapertura definitiva. La entrada será por la avenida Rivadavia, mientras que las personas con discapacidad podrán ingresar por Callao.