La arquitectura de Retiro ayer y hoy: un castillo deslucido

Retiro es un barrio caracterizado por importantes piezas arquitectónicas. En nuestro momento actual ha crecido la conciencia sobre el valor de esos edificios y varios casos se ha buscado restaurarlos o ponerlos en valor, como se estila decir actualmente. Pero también hay algunos ejemplos de edificaciones muy interesantes y valiosas que por una razón u otra no han tenido la atención que merecen.

Uno de esos casos es el del denominado Palacio Haedo,  al que hoy vemos lamentablemente deslucido. Este edificio es en realidad un pequeño castillo, ubicado en una manzana triangular delimitada por Avenida Santa Fe, Marcelo T. de Alvear y Maipú, frente a la Plaza. Fue construido en la década de 1870 para residencia de la familia Haedo, de allí el nombre con el que se lo conoce. Y su estilo original, como puede verse en la foto antigua que ilustra esta nota era muy diferente al actual, ya que se hizo inspirado en un ala del Castillo de Blois, de Francia. Años después lo adquirió Reynaldo Villar, también para residencia privada, y posteriormente lo heredaron sus hijos. Pero como sucedió con la mayoría de las grandes residencias de la zona, los años ‘30 del siglo pasado, con su crisis económica mundial que también tuvo consecuencias en la Argentina, hicieron imposible para sus dueños particulares el mantenimiento de estos palacios. En el caso del pequeño castillo, por esos años fue comprado por el Banco Popular Argentino. Y ya en la década siguiente pasó a manos del Estado Nacional, transformándose en sede de la que era por entonces Dirección de Parques Nacionales, luego Administración de Parques Nacionales.

Por entonces también se lo remodeló casi en su totalidad. La obra estuvo a cargo de los arquitectos Passeron y Brizuela. Se le agregaron pisos y una mansarda, quitándole las torres circulares y cambiando así completamente su estilo, como puede apreciarse al comparar la foto antigua con la actual, ambas incluidas en esta nota.  En 2001 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

El pequeño castillo vecino de la Plaza San Martín fue sede de Parques Nacionales hasta hace algún tiempo, ya que la dependencia estatal se trasladó a otro edificio. Claro que el paso de los años, y seguramente la utilización para una actividad para la cual no fue construido y que demandaría adecuaciones en forma constante, tecnológicas y de otro tipo, deterioraron la hermosa e irrepetible construcción. Desde hace más de una década se lo ve deslucido, con graffitis, y aparentando con la presencia de andamios la inminencia de una restauración que nunca llega. Se anunció más de una vez desde el ámbito oficial que iba a ser puesto en valor, pero no se ha dado hasta ahora.

Pensamos que en este momento en el que se releva y valora la rica arquitectura de Buenos Aires, este edificio único de Retiro debería volver a lucir de acuerdo a su calidad y su historia.

FOTOS:

El Palacio Haedo como era en sus primeros tiempos
  • El pequeño castillo hoy se ve deslucido y rodeado de andamios (Foto La Gaceta del Retiro).