La Esfera (Alejandro Haloua)

Arte para pensar           Por Marcela Davidson           

Multiplicidad de sentidos giran alrededor de la esfera. Pude verse en la muestra de Alejandro Haloua en el Centro Cultural Borges.

Así es su condición de artista: desplegar una consistente serie de pinturas con representaciones policromadas de estas formas, dejando la clave titulada La Esfera.

El espectador tiene la oportunidad de relacionarse con la obra partiendo de su propia esfera ocular. Ser o no ser consciente, que es el título de la muestra, la base primera del registro con el cuadro. La esfera ocular debe estar sana para ver la imagen. Haloua nos está proponiendo, tal vez, advertir que esa esfera tiene un valor imprescindible.

La ventaja de llegar a la sala antes de que comenzara el vernissage fue tener un tiempo de conexión privada con la obra. Sin esta conexión no hubiera logrado oír qué me decía la obra, o qué significado fui proyectando para acceder. La vista hace posible apreciar un paisajismo colorido de esferas halouanianas. Paisajes imaginarios de movimientos circulares que salen del marco compositivo.  Fuerzas expansivas de fenómenos cósmicos o de universos nanotecnológicos. Hay dos situaciones que movilizan alternándose cuando estamos frente a la obra: por un lado la emoción sensorial que va descubriendo la suma de colores en una composición pictórica asimétrica formada por tintas circulares con centros  que pueden o no sugerir al iris o al núcleo y también hasta el centro de gravedad de un planeta. Por otro lado, no podía dejar de ser confrontada con interrogantes. Serían ojos, cientos de ojos que estaban vigilando mi propia circulación, tal vez las representaciones son análogas a la finalidad panóptica de las cámaras oculares. La inteligencia artificial se hace presente apreciando su obra.

Haloua es un artista multifacético, narrador de prosas inquietantes y alusivas  a cuestionamientos existenciales desde una multiplicación de relieves filosóficos y con elementos fantásticos, y cuando los plasma en sus abstracciones pictóricas nos advierte que esas abstracciones son realidades geométricas. Los bordes difuminados entre la verdad real y la verdad ficcional nos dan la clave del talento del artista. Hay contenido en su obra, cuestión que le otorga ser un artista contemporáneo, aunque su movimiento interior declara una atemporalidad  sin la esfera del reloj.

La Esfera estará expuesta hasta finales de noviembre. Acceder a ver la obra con el registro personal de la doble visión: sensorial e interpretativa, es una experiencia palpitante,  porque las obras de Haloua poseen el aura de la vibración energética. Adquirir una de sus obras sería una experiencia completa.

FOTO: La Esfera de A. Haloua estará en exposición hasta fines de noviembre.