Energía solar: más calor y menos consumo

Con las bajas temperaturas de la época invernal y el costo de las tarifas de luz y gas nos volvemos conscientes de lo valiosa que es la energía que consumimos día a día en el hogar. La calefacción y el agua caliente sanitaria representan la mayor parte de ese consumo. Una opción inteligente para pasar el invierno sin descuidar el bolsillo y el medio ambiente, es la energía solar. De allí la importancia de conocer algunas claves para su uso y los beneficios que presenta.

Según la Medición de consumos de gas y electricidad en Hogares de Argentina, el 43% de la energía que gastamos en nuestras casas corresponde a la calefacción y luego sigue con un 17% el uso de agua caliente sanitaria. Las bajas temperaturas del invierno nos colocan frente a la necesidad de lograr una temperatura confortable en los ambientes y en el agua que utilizamos, en función de las condiciones y necesidades de nuestra vivienda. Para ello debemos evitar la pérdida de calor y contar con el mínimo consumo energético posible, teniendo en cuenta el cuidado del ambiente pero también el mayor costo de las tarifas.

El confort térmico del hogar se vuelve entonces casi un desafío, que requiere de soluciones eficientes como la de la energía solar, que resulta cada vez más elegida y más conocida por los consumidores.

La instalación de  termotanques solares ha crecido a un ritmo del 100% y continúa en curva ascendente, sobre todo porque estos permiten ahorrar un 70% de energía, lo que luego se traduce en una factura de gas mucho menos abultada. Así lo explica el Lic. Pablo Greco, CEO de Hissuma Solar:

“Los equipos solares térmicos tienen una eficiencia del 70%, es decir que de 100 unidades de sol que reciben, 70 la transforman en energía. Un termotanque solar de 200 litros cuesta alrededor de AR$ 9500,  el mismo valor de un termotanque a gas. La diferencia radica en que, por su eficiencia, te permite ahorrar casi un 70% del consumo de energía (de gas o eléctrico) que se utiliza para el calentamiento de agua en el hogar”, explica Greco.

Aunque su adopción no es tan rápida como la de los termotanques, también comienzan a utilizarse los sistemas de calefacción solar. Se trata de equipos más complejos conformados por colectores que captan la radiación solar y la transforman en calor, que se acumula en tanques de agua caliente, de manera que pueda ser usado en el momento necesario. Generalmente funcionan como complemento en sistemas de calefacción como pisos radiantes, radiadores o sistemas de fan coil, y como realizan una triple función (proveer de agua caliente sanitaria, calefaccionar y climatizar la piscina en verano) disminuyen la cantidad de equipos y el costo de instalación, aumentando la competitividad en precio con respecto de equipos sustitutos. Todo lo que mejora el recupero de una inversión mayor, ya que un equipo completo para una  casa de 200 metros cuadrados puede estar entre $ 130.000 y $ 250.000, dependiendo de la tecnología a utilizar.

“Si bien es un sistema más caro que un termotanque solar, se pueden obtener hasta un 70% de ahorro de energía en la producción de agua caliente sanitaria, 40% en calefacción y 100% en climatización de piscinas en verano. Es importante aclarar que los sistemas de calefacción deben trabajar complementándose con una caldera, ya que si diseñáramos un equipo para reemplazar al sistema convencional tendría un exceso de producción de energía la mayor parte del año (algo que tampoco es deseable)”, sostuvo el CEO de Hissuma.

Por último, independientemente del equipo que elijamos, hay algunos consejos que pueden ayudarnos con el ahorro de energía en los meses de invierno:

–  El correcto aislamiento de ventanas, paredes y techos. Esto evita la fuga de calor y genera menos consumo.

–  No calefaccionar los ambientes en exceso, ni aquellos que estén en desuso, y abrir las ventanas sólo 5 o 10 minutos para renovar el aire. Esto mantendrá un ambiente climatizado y saludable.

– Limpiar y hacer un mantenimiento de los equipos, reemplazando aquellos que posean más de 15 años de antigüedad.

HISSUMA SOLAR es una compañía internacional dedicada a la energía solar,  que tiene como objetivo llevar energía renovable a los consumidores en forma económica y sustentable. Con 12 años de trayectoria, se especializan en la producción de termotanques solares y paneles fotovoltaicos.

Fuente: Agencia GF