Comenzó el 2019 con (al menos) una buena noticia

No todas las noticias que hemos tenido en este comienzo del 2019 son buenas (ni hablar de precios, tarifas, etc). Pero queremos quedarnos con al menos una que es positiva. Fundamentalmente por lo que representa en el cambio de costumbres para nada saludables, y  por supuesto en la toma de conciencia sobre eso.

Nos referimos al uso de pirotecnia, tan habitual para estas fechas. Las informaciones brindadas por los hospitales van en el mismo sentido: señalan que ha disminuido considerablemente el número de personas afectadas –heridas- por el uso de pirotecnia. Además también en el plano comercial se informó que bajó mucho la venta de esos elementos. Y no olvidamos la experiencia directa: quienes pasaron en la Ciudad las fiestas también coinciden en que no se escuchó tanto estruendo como en otros años.

Las cifras hablan por sí solas: los informes de los hospitales especializados en Oftalmología y en la atención de Quemados registraron el año pasado, entre Nochebuena y Año Nuevo, unas 230 personas heridas por el uso de elementos pirotécnicos. Este año esa cifra se redujo a menos de la mitad. Todavía es bastante, pero la tendencia resulta alentadora. Puede atribuirse a distintos factores: las campañas de diversas entidades, la situación económica que no favorece gastos superfluos, pero creemos que fundamentalmente hay una toma de conciencia sobre los daños reales de la pirotecnia, tanto en las personas como en los animales.

Esperemos que eso se consolide, y si fuera posible que se prohíba directamente su uso, como ya se viene dando en algunos lugares del interior del país. ¡Feliz 2019 para todos!