El Coliseo y la radio

Por Josefina del Solar

En la actualidad, la radiofonía es un medio de comunicación muy importante. Pese al  posterior surgimiento de la televisión y de otras formas de comunicación, no sólo no ha sido eclipsado sino que mantiene, al menos en la Argentina, una notable vitalidad.  Por eso es interesante recordar que este medio tuvo su partida de nacimiento en el barrio de Retiro, y no sólo a nivel local sino mundial. Y es precisamente en este mes de agosto que se cumple un nuevo aniversario de este notable hecho.

El nacimiento de la radiofonía se debió a la actividad y a la capacidad visionaria del médico argentino Enrique Susini, quien al retorno de un viaje que hizo a Europa en 1919, del que trajo una serie de elementos técnicos destinados a estudiar efectos de la electricidad en la medicina, conformó un equipo para tal fin con sus asistentes, los entonces estudiantes César Guerrico, Miguel Mujica y Luis Romero Carranza. Todos ellos, junto al director del grupo, se transformaron en radioaficionados al amparo de los avances tecnológicos que tenían a su alcance. Armaron sendos transmisores rediotelefónicos, con lo que surgió en ellos la idea de que, además de las experiencias aplicables al campo científico, podían utilizar esos elementos como medio de transmisión cultural. Una forma de hacerlo, que además significaría una valiosa experimentación, fue la idea de transmitir una función musical desde un teatro. Se eligió el Coliseo Argentino, ubicado en Charcas (hoy Marcelo T. de Alvear) al 1100, frente a la Plaza Libertad. En la sala del Coliseo Argentino se realizaban habitualmente conciertos de primer nivel, lo que lo hacía adecuado para esa primera experiencia radiofónica. Pero parece que no fue sencillo colocar los distintos elementos para el funcionamiento del transmisor, y sobre todo la antena, que fue  ubicada entre una de las torres del teatro y la cúpula de una casa vecina. Finalmente la primera transmisión radial se realizó el 27 de agosto de 1920 con la emisión completa de la ópera Parsifal, de Richard Wagner, que se representó en ese escenario.

Debemos aclarar que al decir que aquel fue el nacimiento de la radio estamos refiriéndonos a lo que entendemos por radiofonía actualmente, es decir una emisión unidireccional, que es captada por una cantidad de receptores. Esto es lo que se da como novedad con este hecho en el Teatro Coliseo de Buenos Aires, ya que comunicaciones por radio ya existían.

A partir de esa primera transmisión, esto se estableció de forma regular y continua, implementándose así la primera emisora radial en la Argentina y en el mundo.

Como recuerdo de ese importante acontecimiento, rescatamos aquí una fotografía de aquel Teatro Coliseo. Años después fue reformado y quedó tal como lo conocemos en la actualidad, con una fachada mucho más despojada y sencilla.

FOTO: El antiguo Coliseo, donde se realizó la primera transmisión radial (Foto AGN)