En exposición: una historia de la reproducción del sonido

 

Incontables son los avances tecnológicos que se han dado a nivel general, desde la segunda mitad del siglo XIX y durante el siglo XX. No es fácil entonces seleccionar uno entre ellos. Sin embargo, entre los que han tenido una evolución más significativa y que han incidido en forma concreta en la vida cotidiana de todas las personas, está la reproducción del sonido.

Tan acostumbrados estamos que ni reparamos siquiera en la importancia y la presencia que esto tiene en el devenir de cada día. Hoy no podríamos imaginar la existencia sin lo que nos acercan la radio, los discos, el sonido acompañando las imágenes en cine, la televisión e Internet, y los más actuales dispositivos, particularmente los teléfonos celulares y otros similares.

Y agregamos lo significativo que ha sido para los músicos o los amantes de la música en general, poder escuchar a los grandes intérpretes a partir de la invención de los métodos para reproducir el sonido, algo que obviamente es imposible con quienes vivieron antes de esa fecha. Quién no quisiera saber cómo sonaba la música de Mozart tocada por él mismo, por ejemplo. En cambio sí, gracias a la tecnología cada vez más desarrollada, podemos escuchar a aquellos grandes intérpretes, cantantes y músicos, que brillaron a partir del siglo XX.

Por eso es tan interesante y reveladora la exposición 1, 2, 3… ¡Grabando! que abrió en octubre pasado. Como lo indica su presentación, esta exposición se trata de “el feliz encuentro de la música con la tecnología a mediados del siglo XIX”, en una exhibición de los diferentes avances técnicos del registro y la reproducción del sonido. Que se fue centrando particularmente en la música, aunque se inició, como ocurre con muchas cosas, buscando un objetivo más simple y sin que se tuviera noción de lo que iban a ser sus alcances posteriores, y menos aún la incidencia que esto tendría en la cultura y en la sociedad contemporáneas.

Pueden verse en esta exposición, ordenada cronológicamente y con paneles explicativos muy bien dispuestos, desde el fonoautógrafo de Scott de Martinville y el fonógrafo de Thomas  A. Edison –con los que todo comenzó- pasando por el gramófono, los primitivos receptores de radio, los micrófonos, los diferentes tipos de discos, hasta llegar a las formas más actuales de estas tecnologías. Hay también fotos e imágenes, y pueden escucharse algunas de las primeras grabaciones sonoras. Es decir que lo expuesto allí permite tener un panorama muy completo de la evolución de la grabación y reproducción del sonido, desde sus elementos más primitivos hasta la actualidad.

La exposición podrá visitarse hasta el 27 de enero del año próximo, con entrada libre y gratuita, de lunes a sábados entre las 14 y las 20.30 hs. en Fundación Telefónica, Arenales 1540.

Un gramófono que fue de Carlos Gardel integra esta interesantísima exposición. (Foto La Gaceta del Retiro).